¿Qué es la nube híbrida?

Una nube híbrida es la combinación de ambos modelos de implementación de la nube privada y pública. Las organizaciones usan el modelo híbrido para combinar su infraestructura bajo demanda.

Escala recursos de computación y limita los costes

Al usar una nube híbrida, una organización puede escalar recursos de computación y limitar los enormes costes de administrar los picos de demanda. Además, las nubes híbridas dan a las empresas la flexibilidad de liberar recursos locales para almacenar y ejecutar más aplicaciones y datos confidenciales cuando es necesario.

+ mostrar más

Restringe el acceso público

Las nubes híbridas también brindan un medio para que las empresas limiten el acceso de nube pública a todo su pool de datos, ya que reservan el uso de nube pública específicamente para gestionar desbordamientos, y así garantizar una ciberseguridad más sólida. Además, al limitar su uso de la nube pública, una empresa puede tener la ventaja de pagar solo los recursos que necesita, en lugar de mantener la infraestructura adicional que sigue inactiva gran parte del tiempo.

 

El crecimiento del híbrido

No es sorprendente que, desde que comenzó la computación en nube híbrida, su popularidad haya crecido drásticamente y haya reducido la subcontratación de datos tradicional. De hecho, se prevé que el mercado de la nube híbrida alcanzará 128 000 millones de dólares en 2025 y el 98 % de las empresas planeará utilizar el entorno.

¿Cómo funciona el entorno híbrido?

Las empresas usan servicios de nube híbrida combinando recursos locales con nube privada y servicios de nube pública de terceros. Una organización divide la instrumentación entre los tres, así las cargas de trabajo se pueden mover entre las plataformas de nube privada y pública al cambiar las necesidades de computación.

Fundamentalmente, un modelo de nube híbrida funciona compartiendo información entre plataformas locales y externas. La interconectividad entre plataformas se logra primero a través de la virtualización de los datos, seguida de las herramientas y protocolos de conectividad como API (interfaz de programa de la aplicación), VPN (redes privadas virtuales) o WAN (redes de área amplia).

Pero el proceso de gestionar un modelo de nube híbrida no solo es levantar y cambiar aplicaciones en la nube. Un departamento de TI también tiene que configurar recursos para permitirles comunicarse. Además, se necesita tiempo para capacitar a los usuarios y garantizar el mantenimiento e implementación exitosos a largo plazo, que suman a la inversión.

Como proyecto que utiliza innumerables recursos, el cambio a la computación en nube híbrida debe considerarse con cuidado. Aunque este entorno combinado brinda a las empresas mayor flexibilidad y más opciones de implementación de datos, puede significar que los departamentos de TI tengan problemas para manejar esta mayor complejidad.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar una nube híbrida?

Cambiar al modelo de nube híbrida cambia casi todo en relación con el modo en que una empresa gestiona datos y cargas de trabajo. Los departamentos de TI deben prepararse para brindar respuestas sobre cómo esta transformación fundamental en personal, proceso y tecnología finalmente beneficiará a toda la empresa.

La mayoría de las empresas usa el modelo de nube híbrida para:

  • Simplificar las operaciones
  • Reducir los riesgos
  • Aumentar la eficiencia de la carga de trabajo
  • Ampliar la capacidad para cumplir los picos de demanda
  • Reducir costes

Con todos estos beneficios, el modelo de nube híbrida aumenta la agilidad y flexibilidad general de una empresa, cambia el tiempo de oferta de nuevos servicios de meses a horas. Y dado que los desarrolladores pueden iterar, probar y desplegar nuevas aplicaciones en forma externa, se necesita menos cantidad de personal para gestionar el proceso. Además, los departamentos de TI también pueden reducir su infraestructura de la nube local, y así ahorrar importantes inversiones de capital.

También, con un modelo de nube híbrida, los desarrolladores pueden crear y modificar sus requisitos de infraestructura de la nube por sí solos, usando software. Ese poder también se suma a la mayor velocidad y eficiencia.

¿Cómo usan las empresas la nube híbrida?

Para cada empresa que lleva a cabo la transición a la nube híbrida, cada usuario implementa sus propias operaciones en beneficio de todas las esferas de la organización.

Las personas a cargo de la toma de decisiones de TI pueden:

  • Automatizar el aprovisionamiento y gestión de recursos locales y en la nube
  • Permitir una distribución de contenedores y máquina virtual (VM) más rápida
  • Acelerar el proceso de desarrollo para lanzar nuevos productos al mercado con una rapidez nunca antes vista
  • Garantizar el autoservicio de desarrollo de la nube
  • Convertir un clúster de VM en una nube privada
  • Convertir contenedores y hardware en nubes privadas
  • Conectarse con cualquier proveedor
  • Escalar la infraestructura de forma inteligente

Los desarrolladores pueden aprovechar los entornos de nube que:

  • Se mueven rápidamente
  • Incluyen espacios de trabajo racionalizados para proyectos de desarrollo
  • Tienen aprovisionamiento de autoservicio, herramientas y acceso completos a un catálogo de herramientas, plantillas y recursos seleccionados

Los directores de Información (CIO) pueden mejorar la productividad con tecnologías de nube híbrida que:

  • Sean capaces de activar con rapidez nuevos servicios
  • Puedan migrar el pensamiento de TI lejos de las operaciones y cerca de las aplicaciones

Los directivos de líneas de negocio pueden vigilar la relación entre coste y productividad, y usar plataformas y sistemas que los ayuden a:

  • Lograr directamente sus metas sin la constante intervención de TI
  • Mejorar sus niveles de servicio individuales
  • Mejorar el estado general de la empresa

¿Cómo puede HPE ayudarte a modernizarte con la nube híbrida?

HPE aporta agilidad a las aplicaciones y datos para eliminar la complejidad y los silos, e impulsar la velocidad y la flexibilidad con herramientas, procesos y automatización comunes. Te ayudaremos a abordar las aplicaciones que no son nativas de la nube y que te están ralentizando, y te encaminaremos hacia una estrategia para la nube unificada y moderna. Puedes aprovechar muchas de nuestras soluciones para lograr una transición fluida.

Desarrolla un mapa de ruta de nube para preparar a la gente, los procesos y la tecnología para una transformación hacia la nube integral con el HPE Transformation Program for Cloud service.

Cambia a las soluciones de TI ágiles con HPE PointNext Services. Con HPE PointNext, recibes asesoramiento sobre estrategia de TI para transformar entornos híbridos, aprovechar la inteligencia artificial e innovar en el extremo.

Con la HPE Ezmeral Container Platform, lleva la experiencia de la nube a tus aplicaciones no nativas de la nube. Contenedoriza las aplicaciones monolíticas para mejorar la eficiencia, aumentar la agilidad y proporcionar portabilidad: reconstrucción y refactorización de aplicaciones que necesitan moverse a la nube.

Gestiona tu estado de nube híbrida final con HPE GreenLake para poder ejecutar, gestionar y optimizar de manera más eficiente todo tu estado híbrido. Solo haz clic para obtener una vista única integrada del coste, gobernanza, rendimiento y seguridad de tu estado híbrido, y también las funcionalidades de cumplimiento integrales y amplios conocimientos y análisis de costes.