SD-WAN

¿Qué es una SD-WAN?

La SD-WAN (red de área amplia definida por software) permite a las empresas mejorar el rendimiento y la fiabilidad de sus conexiones de redes de área amplia (WAN). Esto lo consigue aprovechando conceptos de la red definida por software (SDN) para enrutar tráfico de forma inteligente a través del mejor canal de red, en función de las mediciones de rendimiento de dicha red en tiempo real. En el pasado, las conexiones WAN se creaban empleando equipos especializados, como enrutadores y conmutadores. En cambio, con la SD-WAN, estas tareas se llevan a cabo por programas de software que operan sobre hardware genérico, como servidores o máquinas virtuales. Esto permite a las empresas vincular de forma simple y asequible sus sucursales y emplazamientos remotos con su red principal. Otras ventajas de la SD-WAN incluyen seguridad mejorada, mayor visibilidad del rendimiento de la red y un aumento de la flexibilidad de la implementación de red, que permite disfrutar de alta velocidad y baja latencia.

¿Qué hace la SD-WAN?

La SD-WAN es una tecnología que facilita a las empresas utilizar software para controlar y mejorar el rendimiento de sus conexiones de red de área amplia (WAN). Permite una conexión segura y fiable entre ubicaciones remotas. Mientras la SD-WAN emplea software para gestionar estas conexiones y resulta sencillo configurarla y actualizarla de forma remota, las WAN tradicionales utilizan hardware costoso y rígido para conectar estos emplazamientos. Esto permite a las empresas ampliar sus redes y modificar la conectividad según resulte necesario.

El uso de algoritmos de enrutamiento sofisticados por la SD-WAN puede mejorar el rendimiento de las conexiones WAN, al optimizar el flujo de tráfico y reducir la latencia. Las empresas con ubicaciones remotas que necesitan acceder a programas y datos almacenados en la nube pueden beneficiarse enormemente de esta tecnología. Esencialmente, la SD-WAN puede ayudar a las empresas a mejorar el rendimiento y la efectividad de sus conexiones WAN, al simplificar la conexión y comunicación con las partes interesadas remotas.

¿Por qué es importante la SD-WAN?

Al emplear software para enrutar dinámicamente el tráfico de red sobre una conexión que depende de parámetros como el rendimiento de la red y el coste, la SD-WAN permite a las organizaciones mejorar el rendimiento y la seguridad de sus conexiones WAN. El rendimiento mejorado de la conexión WAN, especialmente para aplicaciones sensibles a la latencia, como el audio y el vídeo, constituye una de sus principales ventajas para las empresas. La SD-WAN se asegura de que estas aplicaciones operen de forma fluida y fiable, enrutando el tráfico sobre la mejor conexión disponible. Además de mejorar el rendimiento, la SD-WAN puede ayudar a las empresas a recortar los gastos de red. Al emplear el enrutamiento inteligente, las organizaciones pueden reservar conexiones dedicadas más costosas para las aplicaciones para tareas fundamentales para el negocio, al tiempo que utilizan conexiones de Internet más económicas para determinados tipos de tráfico, incluidos los datos. Y al cifrar el tráfico en su recorrido por la WAN y utilizar otras medidas de seguridad, la SD-WAN puede aumentar todavía más la seguridad de red de una empresa. Esto puede servir para defenderse ante amenazas y riesgos, incluidos el malware, el ransomware y las filtraciones de datos.

En resumen, la SD-WAN representa una tecnología importante para las organizaciones porque puede mejorar el rendimiento, la rentabilidad y la seguridad de sus conexiones WAN.

¿Cómo funciona la SD-WAN?

Utilizando variables que incluyen el rendimiento de la red y el coste, la SD-WAN dirige automáticamente el tráfico de red por la mejor conexión. Para ello, se emplea un controlador central, que se conoce como dispositivo SD-WAN o aplicación virtual. Este analiza las conexiones WAN disponibles y determina el mejor enrutamiento sobre la base de políticas previamente establecidas.

A menudo, se instala la aplicación SD-WAN cerca del extremo de la red, donde puede seguir de cerca el rendimiento de cada conexión WAN y ajustar el enrutamiento del tráfico en consecuencia. Por ejemplo, el dispositivo SD-WAN puede enrutar tráfico sobre líneas alquiladas dedicadas para aplicaciones para tareas fundamentales para el negocio y sobre Internet para tráfico menos importante, si la empresa cuenta con ambos tipos de conexiones. El dispositivo SD-WAN utiliza varias estrategias, como las métricas de calidad de servicio (QoS) y calidad de la experiencia (QoE) para evaluar el rendimiento de cada conexión y enrutar el tráfico de forma eficaz. Para poder proteger el tráfico mientras se desplaza por la WAN, también puede utilizar el cifrado y otras técnicas de seguridad.

El objetivo global de la SD-WAN consiste en mejorar la seguridad de red, al tiempo que impulsa el rendimiento y la rentabilidad de la conexión WAN.

¿Qué es una SD-WAN gestionada?

Una SD-WAN gestionada es un servicio que ofrece a las organizaciones una solución llave en mano totalmente gestionada para establecer y mantener una infraestructura SD-WAN. Incluye el hardware y software necesario, así como soporte y mantenimiento de TI continuos.

Una de las principales ventajas de la SD-WAN gestionada es que puede ayudar a las empresas a optimizar el proceso de configurar y mantener una infraestructura de SD-WAN. En lugar de adquirir, instalar y configurar equipos y software por su cuenta, las organizaciones pueden subcontratar estas tareas a un proveedor de servicios gestionados. Ello puede aliviar la carga de trabajo de los empleados de TI y liberarlos para que se dediquen a otras tareas importantes. A menudo, los servicios SD-WAN gestionados se proporcionan con diversas características y ventajas adicionales, que incluyen supervisión y soporte proactivos, actualizaciones y reparaciones de software continuas, así como el conocimiento de cómo configurar y optimizar la infraestructura de SD-WAN para adaptarla a las demandas exclusivas de la empresa.

En términos sencillos, la SD-WAN gestionada representa una alternativa deseable para empresas que quieren beneficiarse de sus ventajas, pero carecen de los recursos o las habilidades internas para operar la infraestructura por sí mismas. Ofrece una solución totalmente gestionada que puede ayudar a las empresas a mejorar la eficacia, rentabilidad y seguridad de sus conexiones WAN, al tiempo que optimiza la instalación y el mantenimiento de una arquitectura SD-WAN.

¿Cuáles son los beneficios de la SD-WAN?

La SD-WAN ofrece diversas ventajas a las empresas, entre las que se incluyen:

• Mejora del rendimiento: una de las ventajas clave de la SD-WAN es su capacidad para mejorar el rendimiento de las conexiones de WAN, especialmente para aplicaciones como la voz y el vídeo, sensibles a la latencia.

• Reducción de los gastos de red: la SD-WAN también puede ayudar a las empresas a reducir su gasto en conectividad de red. Las empresas pueden utilizar conexiones de Internet relativamente económicas para determinados tipos de tráfico, entre los que se incluyen los datos, y reservar las conexiones dedicadas más costosas para las aplicaciones para tareas fundamentales para el negocio, empleando software para enrutar el tráfico de forma inteligente.

• Mejora de la seguridad: la SD-WAN puede mejorar la seguridad de red de una empresa al emplear cifrado y otras medidas de seguridad para proteger el tráfico en su recorrido por la WAN ante peligros como el malware, el ransomware y las vulneraciones de datos.

• Mayor flexibilidad y escalabilidad: la SD-WAN permite a las empresas agregar o eliminar rápidamente conexiones WAN según sea necesario, y con ello contribuir a mejorar la flexibilidad y escalabilidad de sus redes. Esto resulta especialmente útil para empresas en crecimiento o que presentan requisitos de red cambiantes.

• Gestión de red simplificada: la SD-WAN puede ayudar a facilitar el proceso de operar una infraestructura WAN, al emplear software para tomar decisiones de enrutamiento inteligentes.

• En resumen, la SD-WAN representa una tecnología importante para las organizaciones porque puede mejorar el rendimiento, la rentabilidad y la seguridad de sus conexiones WAN, que resultan esenciales para admitir diversos servicios y aplicaciones fundamentales para el negocio.

HPE y SD-WAN

HPE (Hewlett Packard Enterprise) es una empresa de tecnología que ofrece una amplia gama de productos y servicios relacionados con la SD-WAN para empresas. Estas ofertas incluyen hardware, software y servicios gestionados, que pueden ayudar a las empresas a implementar y mantener una infraestructura de SD-WAN.

Una de las principales ofertas de SD-WAN es su puerta de enlace SD-WAN Gateway. Se trata de un dispositivo de hardware que proporciona a las empresas una solución escalable y fácil de utilizar para implementar una SD-WAN. SD-WAN Gateway incluye características como las métricas de calidad de servicio (QoS) y calidad de la experiencia (QoE), que ayudan a garantizar que el tráfico se enrute sobre la mejor conexión disponible. También incluye características de seguridad, como el cifrado y las funcionalidades de cortafuegos, que ayudan a proteger el tráfico mientras se desplaza por la WAN.

Además de sus ofertas de hardware, HPE proporciona software y servicios gestionados para SD-WAN. Esto incluye HPE Velocity, una plataforma de red definida por software (SDN) que permite a las empresas configurar y gestionar con facilidad su infraestructura de SD-WAN. HPE también ofrece servicios de SD-WAN gestionada, con una solución totalmente gestionada para implementar y mantener una infraestructura SD-WAN.

En general, el papel de HPE en el mercado de la SD-WAN consiste en proporcionar a las empresas una gama de productos y servicios que les ayuden a implementar y mantener una infraestructura de SD-WAN optimizada para sus necesidades específicas. Esto incluye hardware, software y servicios gestionados, que pueden ayudar a las empresas a mejorar el rendimiento, la rentabilidad y la seguridad de sus conexiones WAN.