Infraestructura hiperconvergente (HCI)

¿Qué es una infraestructura hiperconvergente (HCI)?

La infraestructura hiperconvergente (HCI) es un sistema integrado que combina virtualización, computación, conectividad de red y almacenamiento en una sola plataforma. Al hacerlo, se reduce la complejidad y los costes, al tiempo que se facilita una mayor escalabilidad, flexibilidad y agilidad para gestionar e implementar los recursos de TI. 

HPE SimpliVity es un ejemplo de solución HCI de HPE destinada a simplificar la gestión e implementación de cargas de trabajo virtualizadas en centros de datos y oficinas remotas. Para poder reducir el espacio que ocupan los datos y mejorar la eficacia del almacenamiento, HPE SimpliVity emplea técnicas de optimización de datos avanzadas, que incluyen la deduplicación, la compresión y la optimización. También ofrece sólidas funcionalidades de seguridad de datos y recuperación ante desastres.

A medida que las empresas buscan actualizar sus infraestructuras de TI y mejorar su agilidad, aumenta la popularidad de las soluciones HCI, como HPE SimpliVity.

¿Cómo funciona la HCI?

La expresión «infraestructura hiperconvergente» (HCI) se refiere a una plataforma definida por software que combina almacenamiento, computación, conectividad de red y virtualización en un solo sistema. Con un hipervisor y una capa de software compatible con la virtualización, se agrupan recursos de hardware de diversos servidores en clústeres que se operan como una sola entidad en un sistema HCI.

Las soluciones HCI como HPE SimpliVity suelen consistir en varios servidores, cada uno con almacenamiento y potencia de procesamiento propios, que se agrupan en clústeres y se gestionan como un solo sistema. HPE SimpliVity es una solución de infraestructura hiperconvergente (HCI) eficiente y todo en uno que reduce la complejidad y la sobrecarga simplificando las operaciones del extremo al núcleo. Su capa de software proporciona funcionalidades avanzadas de optimización de datos, como la deduplicación, la compresión y la optimización, que pueden reducir el espacio que ocupan los datos hasta en un 90 %. Asimismo, el software proporciona funcionalidades fiables de protección de datos y recuperación ante desastres, que incluyen copia de seguridad, replicación y conmutación por error automatizada, para garantizar que los datos se encuentren siempre disponibles y protegidos. Su infraestructura y sofisticados servicios de datos se integran de manera eficiente en un solo bloque de creación escalable, lo que permite a los clientes partir de algo pequeño y desarrollarlo progresivamente. Resulta ideal para aplicaciones de extremo e infraestructura de escritorios virtuales (VDI) generalistas.

Sobre esta base, entendemos que la capa de software virtualiza y abstrae los recursos de hardware subyacentes de un sistema HCI para crear un pool de recursos compartidos que pueden asignarse dinámicamente a varias cargas de trabajo, según sea necesario. Como consecuencia, las empresas pueden limitarse a implementar, escalar y reubicar las cargas de trabajo sin tener que ocuparse de los componentes de hardware subyacentes y, de este modo, gestionar sus infraestructuras de TI de forma más efectiva y eficaz.

La HCI ofrece una plataforma muy eficaz, escalable y adaptable, capaz de optimizar la administración de la TI, reducir los costes y ofrecer funcionalidades de seguridad de datos y recuperación ante desastres mejoradas.

Temas del glosario relacionados:

¿Cuáles son los beneficios de la infraestructura hiperconvergente?

La gestión fluida de una infraestructura complicada, la aceleración de cargas de trabajo virtualizadas, la reducción de la complejidad, el aumento de la efectividad de las operaciones y la reducción de costes resultan posibles gracias a los sistemas hiperconvergentes de una infraestructura hiperconvergente. La fiabilidad, la disponibilidad, el rendimiento y la capacidad que se necesitan para trabajar con cargas de trabajo virtualizadas vienen dados por la hiperconvergencia, que también prepara la infraestructura de TI para el futuro y reduce el coste total de la propiedad (TCO).

  • A menudo, los sistemas HCI ofrecen una sola interfaz de administración que permite a los administradores controlar todas las facetas de la infraestructura desde una sola consola, incluidos el almacenamiento, la computación, la conectividad de red y la virtualización. Esto puede facilitar la gestión y reducir la posibilidad de que se produzcan errores de configuración.
  • El clúster de nodos de los sistemas HCI puede expandirse fácilmente incluyendo nodos adicionales. Como consecuencia, las empresas pueden expandir sus infraestructuras cuando sea necesario sin necesidad de realizar modificaciones arquitectónicas significativas.
  • Los sistemas HCI ofrecen un rendimiento excelente y baja latencia. Asimismo, se han diseñado pensando en las aplicaciones de virtualización. Por ello, las empresas pueden ocuparse con facilidad de las cargas de trabajo más exigentes, como los análisis y la gestión de bases de datos.
  • Al combinar numerosas tecnologías en una sola plataforma integrada, las soluciones HCI pueden reducir los gastos. Como consecuencia, se reducen los costes de hardware, energéticos, de refrigeración y de gestión.
  • La deduplicación, compresión y optimización son tan solo algunas de las estrategias de optimización de datos de vanguardia que emplean los sistemas HCI para optimizar los datos y reducir los requisitos de almacenamiento. Todo ello puede traer consigo reducciones de costes significativas y una mejora del rendimiento.
  • La copia de seguridad, replicación y conmutación por error automática son algunas de las características de protección de datos y recuperación ante desastres que ofrecen los sistemas HCI. Al aplicarlas, se garantiza el acceso constante a los datos y su protección.
  • Con independencia de que se utilicen a nivel local, en la nube o como una implementación híbrida, las soluciones HCI se han diseñado para ser adaptables y admitir una amplia variedad de patrones de implementación. Ahora, las organizaciones son capaces de seleccionar el modelo de implementación que mejor se adapte a sus requisitos.

¿Cómo se integrará la HCI con mi entorno?

La integración de la infraestructura hiperconvergente (HCI) con tu entorno existente dependerá de varios factores, como la solución HCI específica que elijas, tu infraestructura existente y tus requisitos de negocio.

En general, la mayoría de las soluciones HCI se han diseñado para integrarse rápidamente en configuraciones existentes y pueden coexistir con una infraestructura convencional o tecnologías de virtualización alternativas. Por lo general, la interfaz de administración unificada que ofrecen los sistemas HCI permite a los administradores controlar tanto la HCI como la infraestructura existentes desde una misma consola. Ello puede facilitar la administración y reducir la necesidad de contar con conocimientos y equipos especializados.

Una de las soluciones HCI clave de HPE es HPE SimpliVity. Se puede integrar con tu entorno existente de varias maneras, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Integración de virtualización: HPE SimpliVity es compatible con las plataformas de virtualización más populares, de modo que las organizaciones pueden aprovechar sus inversiones existentes.
  • Integración multinube: esto permite a las organizaciones diseñar entornos híbridos que abarquen sus entornos locales y en la nube.
  • Integración de API: esto proporciona una API RESTful que se puede emplear para la integración con las herramientas de gestión y supervisión existentes, como VMware vRealize, Microsoft System Center y HPE OneView.
  • Migración de datos: para trasladar datos desde los sistemas de almacenamiento actuales a la plataforma HPE SimpliVity, esta ofrece una herramienta de migración de datos integrada. Esta herramienta puede ayudar a optimizar el procedimiento de migración y minimizar el tiempo de inactividad.
  • Integración para copia de seguridad y recuperación ante desastres: HPE SimpliVity ofrece funcionalidades de copia de seguridad y recuperación ante desastres integradas, que se pueden combinar con las soluciones de este tipo existentes. Esto facilita a las empresas la creación de un plan de protección de datos completo.

¿Cuándo debería utilizar la infraestructura hiperconvergente?

Aunque resulte eficaz en multitud de situaciones diferentes, la infraestructura hiperconvergente (HCI) destaca en determinados casos de uso. Estos son algunos escenarios en los que la HCI puede ser una decisión acertada:

  • Virtualización: la HCI puede representar una buena opción si estás planeando virtualizar tu centro de datos. La infraestructura hiperconvergente facilita la instalación y el mantenimiento de máquinas virtuales, puesto que incluye los recursos de computación y almacenamiento.
  • Sucursales u oficinas remotas: la HCI puede resultar adecuada para empresas que requieren infraestructura de TI, pero cuentan también con una sucursal u oficinas lejanas. La HCI puede resultar más sencilla de implementar y administrar en pequeños espacios, dado que suele entregarse como un equipo modular compacto.
  • Escalar horizontalmente: la HCI puede resultar una opción adecuada si necesitas escalar horizontalmente tu infraestructura de forma rápida y eficiente. En ocasiones, la HCI se comercializa como dispositivos modulares compactos, que permiten añadir recursos a medida que se necesitan.
  • Consolidación: la HCI puede representar una opción inteligente si quieres combinar varios recursos de centro de datos en una sola plataforma. La HCI puede reducir los requisitos de contar con una infraestructura independiente para cada recurso, porque incluye recursos tanto de computación como de almacenamiento.

Para concluir, la infraestructura hiperconvergente (HCI) puede ser una buena opción para empresas que buscan una plataforma simple, escalable e integrada para la virtualización, las oficinas remotas, la copia de seguridad y la recuperación ante desastres, los entornos de pruebas y DevOps, la escalabilidad horizontal o la consolidación. 

¿Desafíos con la HCI?

Aunque la infraestructura hiperconvergente (HCI) puede ofrecer multitud de ventajas, presenta algunos inconvenientes que deben tenerse en cuenta. Estos son los mayores obstáculos que presenta la HCI:

  • Aunque la HCI se puede expandir añadiendo nodos o dispositivos, puede existir un límite a su crecimiento. Cuando una empresa alcanza una escala determinada, puede resultar más económico realizar el cambio a una arquitectura de infraestructura nueva.
  • Algunas aplicaciones podrían necesitar hardware especializado o cargas de trabajo diferentes, así como una gestión del rendimiento más precisa, algo que la HCI podría no ser capaz de proporcionar.
  • La HCI puede resultar difícil de implementar y gestionar. Para gestionar la HCI con eficacia, las organizaciones pueden necesitar conocimientos específicos o formación adicional.
  • En la HCI, resulta habitual utilizar la pila de hardware y software de un solo fabricante, lo que puede provocar una dependencia del proveedor.

A la hora de decidir si la HCI constituye o no la mejor solución, las empresas deben evaluar detenidamente los requisitos exclusivos para tener en cuenta cualquier problema potencial.

HPE y la HCI

HPE ofrece una variedad de soluciones para la infraestructura hiperconvergente (HCI) que se han diseñado para responder a las distintas necesidades de los clientes. Esta es una lista de algunas de las soluciones que HPE ofrece para la HCI:

  • HPE SimpliVity: este dispositivo hiperconvergente de HPE integra computación, almacenamiento, conectividad de red y servicios de datos en una sola unidad. Es nuestra solución HCI líder. La copia de seguridad y recuperación ante desastres con compresión y deduplicación de datos integradas, así como la integración de la nube, son tan solo algunos de los servicios que ofrece SimpliVity.
  • Soluciones HCI de HPE GreenLake: esta solución HCI basada en el consumo permite a las empresas pagar por la infraestructura mediante un modelo de pago por consumo. La solución se puede configurar a nivel local, en el extremo o en la nube, e incorpora HPE SimpliVity o HPE Alletra dHCI, además de los servicios operativos de HPE.
  • Servidores HPE ProLiant DL Gen10/Gen10 Plus/Gen11: estos servidores están dirigidos a las aplicaciones HCI, con funcionalidades que incluyen la compatibilidad con discos NVMe y memoria persistente Intel Optane.

Además de las soluciones y los precios basados en el consumo para cargas de trabajo específicas, HPE proporciona una serie de soluciones HCI, que incluyen alternativas tanto hiperconvergentes como desagregadas.