¿Qué es la infraestructura de la nube?

La infraestructura de nube no es diferente de la típica infraestructura de centro de datos, excepto porque está virtualizada y se ofrece como servicio para ser consumido a través de Internet. Los servidores, el almacenamiento, los recursos informáticos y la seguridad son componentes clave de la infraestructura de nube.

¿Cuáles son los componentes de la nube?

La «nube» se compone de plataformas de front-end y back-end, y la red de entrega que los conecta. La plataforma de front-end puede ser un dispositivo para el usuario final, como un PC, una tableta o un teléfono móvil, o puede ser una red de ordenadores. La plataforma de back-end es la infraestructura física o las aplicaciones de software a las que se accede a través de la red de entrega, que generalmente es Internet pero en algunos casos puede ser una intranet.

¿Qué es la infraestructura de la nube como servicio?

La IaaS (infraestructura como servicio) conforma los cimientos de la computación basada en la nube, lo que permite a los usuarios crear plataformas de TI virtualizadas que se pueden escalar fácilmente. En este modelo, el hardware hospedado por terceros se pone a disposición de los usuarios para un aprovisionamiento rápido en un entorno virtualizado. Los usuarios acceden a estos recursos a través de una consola de gestión basada en navegador o mediante una API. Los servicios IaaS escalan de manera automática para cumplir las demandas, y los usuarios pagan solo por los recursos que utilizan.

La PaaS (plataforma como servicio) es un entorno de desarrollo completo que está hospedado en la nube e incluye herramientas, lenguaje de programación, bases de datos, redes, servidores, almacenamiento, sistema operativo, servidor web y mucho más. El proveedor de PaaS hospeda y mantiene el sistema y, a menudo, construye una solución adaptada a las necesidades individuales del cliente. Muchos proveedores ofrecen modelos de precio de pago por uso y otros tipos de modelos en línea.

¿Qué es la gestión de la infraestructura de la nube?

La preparación, la configuración, la supervisión y la optimización de las máquinas virtuales y los servicios de nube se incluyen todos en la «gestión de infraestructura en la nube». Estas actividades generalmente ocurren a través de una interfaz basada en web. 

¿Por qué elegir la infraestructura de nube?

La infraestructura de nube se puede gestionar de manera mucho más eficiente que la infraestructura física tradicional (que generalmente requiere que los servidores individuales, el almacenamiento, los componentes de procesamiento y de red sean adquiridos y ensamblados para admitir una aplicación). Con la infraestructura de nube, los equipos DevOps pueden implementar la infraestructura mediante programación, como parte del código de una aplicación.

La infraestructura de nube es flexible y escalable, lo que la hace perfecta para la computación empresarial. Al utilizar tecnologías como la infraestructura hiperconvergente o componible, podrás convertir tu centro de datos local en una infraestructura similar a la nube que puede integrarse en un sistema multinube y gestionarse desde un único panel.

Soluciones de infraestructura de la nube de HPE

Gestión de la nube

Gestión de la nube

Utiliza HPE OneSphere para gestionar varias nubes y la TI local desde un panel optimizado y unificado. Acelera la entrega de aplicaciones y reduce costes.

Más información

Soluciones de nube

Soluciones de nube

Transforma tu entorno de TI en la combinación adecuada de infraestructura de nube gestionada, privada e híbrida para obtener una mayor agilidad y eficiencia, demás de una reducción de costes.

Más información

Sistemas hiperconvergentes

Sistemas hiperconvergentes

Estandariza la simplicidad de la TI con los sistemas hiperconvergentes HPE, tu solución todo en uno para la gestión de la nube y las máquinas virtuales.

Más información