Máquina virtual

¿Qué es una máquina virtual (MV)?

Una máquina virtual (MV) es un programa que se ejecuta en hardware host que brinda un entorno aislado con su propio sistema operativo (SO) huésped y aplicaciones, independientes del SO host u otras máquinas virtuales que se ejecutan en el sistema host.

Las máquinas virtuales operan idénticas al hardware físico

Desde la perspectiva del usuario final, la máquina virtual brinda casi la misma experiencia que el entorno de un solo PC. Los archivos y aplicaciones pueden cargarse, almacenarse, actualizarse y utilizarse de la misma manera que en un PC físico (es decir, hardware), sin afectar el sistema host u otras máquinas virtuales. Los recursos físicos del sistema host (como CPU, GPU, memoria y almacenamiento) se asignan a la máquina virtual por medio de una capa de software llamada hipervisor. Los dispositivos de hardware virtual que suministra el hipervisor se mapean con el hardware físico del sistema host (por ejemplo, un disco duro virtual de la máquina virtual se almacena como archivo en el disco duro host).

No es casual que las máquinas virtuales estén separadas del hardware

Las máquinas virtuales tienen varias aplicaciones prácticas. Dado que separan el entorno operativo virtual del hardware físico, las máquinas virtuales son útiles para probar aplicaciones potencialmente maliciosas. Antes de implementar una actualización de SO, los equipos de TI pueden probar el SO en una máquina virtual para asegurarse de que las aplicaciones empresariales críticas sigan funcionando con la actualización. Las máquinas virtuales también pueden ser utilizadas por equipos de desarrolladores para probar nuevas aplicaciones o actualizaciones en un rango de versiones y sistemas operativos. Si se necesita ejecutar una aplicación antigua que requiere un SO heredado, se puede usar una máquina virtual para ejecutarla.

Tipos de máquinas virtuales

En general, hay dos tipos de máquinas virtuales: máquinas virtuales de procesos y de sistemas. 

Una máquina virtual de procesos, también conocida como MV de aplicación o entorno de tiempo de ejecución gestionado (MRE) es una plataforma virtual utilizada para ejecutar un solo proceso como aplicación en una máquina host. Una vez terminado el proceso, se destruye la máquina virtual.

Una máquina virtual de sistema brinda un sistema completo, así que funciona como un sistema de hardware. Cada máquina virtual de sistema puede ejecutar su propio SO y múltiples aplicaciones en él. Este tipo de sistema requiere el uso de un hipervisor para acceder a los recursos de hardware de la máquina host.

¿Por qué debes usar máquinas virtuales?

Entre las ventajas que ofrecen las máquinas virtuales se incluyen las siguientes:

  • Portabilidad:  las máquinas virtuales pueden moverse fácilmente de un servidor a otro, o incluso de un hardware local a un entorno de nube.
  • Menos espacio:  como las máquinas virtuales permiten un uso más eficiente de los recursos de hardware, pueden necesitarse menos máquinas host para soportar las mismas cargas de trabajo en comparación con su ejecución en un entorno físico, lo que ahorra espacio, energía y costes.
  • Aprovisionamiento más rápido:  una máquina virtual existente se puede duplicar con facilidad cuando se necesite nueva instancia, en lugar de tener que configurarse desde cero.
  • Seguridad:  las máquinas virtuales brindan un entorno seguro y cerrado así que el malware u otros problemas que afecten una máquina virtual específica no pasan al sistema host ni a otras máquinas virtuales.

No obstante, hay algunas desventajas en la ejecución de máquinas virtuales. La administración y gestión de un entorno de máquina virtual requiere de la experiencia del personal de TI. Y tener una capa de hipervisor y múltiples SO ejecutándose en el mismo sistema host conlleva un coste de rendimiento. Los usuarios que tengan importantes exigencias en materia de rendimiento, problemas de latencia o disponibilidad de recursos en un entorno de máquina virtual, pueden tener dudas sobre si trabajar con una máquina virtual o no.

Escritorios virtuales frente a máquinas virtuales

Las organizaciones utilizan la virtualización de dos formas principales. Las empresas pueden tener una combinación de estas dos opciones en su red, según sus necesidades.

La primera opción es el escritorio virtual. Esta tecnología crea una estación de trabajo virtual que ofrece experiencia compartida estándar en todos los escritorios virtuales en una red central. Los usuarios acceden con facilidad a su escritorio virtual de forma remota por Internet y trabajan en él con una experiencia consistente, con cualquier dispositivo que usen para acceder. La interfaz de escritorio es limitada, y los usuarios solo tienen acceso a aplicaciones específicas. Estas estaciones de trabajo no usan recursos de hardware virtual como CPU, memoria o almacenamiento, y dejan de estar activas cuando el usuario cierra sesión.

Por otro lado, las máquinas virtuales ofrecen una experiencia de PC virtual personalizable que brinda al usuario recursos de hardware específicos. El rango de aplicaciones disponibles en máquinas virtuales es superior al que ofrecen los escritorios virtuales. Las máquinas virtuales también están aisladas de todas las otras máquinas virtuales en la red, y siguen existiendo en el sistema incluso después de que el usuario haya cerrado la sesión. Básicamente, ofrecen la misma experiencia que el PC de escritorio sin el mantenimiento del hardware.

Usos de las máquinas virtuales

Software, SO, y comprobación de las aplicaciones:  aunque los desarrolladores de software naturalmente necesiten comprobar sus aplicaciones en diferentes entornos, no son el único tipo de empresa que puede necesitarlo. Cualquier organización que busque implementar una actualización crítica puede necesitar comprobar esa actualización en una instancia de máquina virtual e identificar posibles incompatibilidades antes de implementarla en su organización. Realizar estas comprobaciones en máquinas virtuales es más simple y más rentable que tener que comprobar varias máquinas físicas individuales.

Ejecución de software antiguo:  las empresas pueden tener aplicaciones personalizadas o especializadas que no se pueden ejecutar en un SO moderno, pero que la empresa debe seguir usando. Los usuarios que necesiten ejecutar estas aplicaciones pueden hacerlo en un SO antiguo desde una máquina virtual.

Ejecución de software diseñado para un SO diferente:  algunas aplicaciones solo están disponibles para una plataforma específica. Además, ciertos usuarios pueden tener necesidades específicas por las que usan diferente hardware del resto de la organización, pero siguen necesitando acceder a aplicaciones estándar de la empresa. En estos casos, una máquina virtual puede ejecutar el software diseñado para un SO diferente del nativo del PC host.

Ejecución de aplicaciones SaaS:  el software como servicio (SaaS) se refiere al suministro de software a usuarios mediante la nube. Los usuarios de SaaS se suscriben a una aplicación y acceden por Internet a ella en lugar de comprarla una vez e instalarla en sus PC. Las máquinas virtuales en la nube en general se usan para procesamiento de aplicaciones SaaS y también para suministrarlas a los usuarios.

Copia de seguridad y almacenamiento de datos:  los servicios de máquina virtual basados en la nube son muy populares para almacenar archivos, porque se accede a los datos desde cualquier lugar por Internet. Además, las máquinas virtuales en la nube en general ofrecen mejor redundancia, requieren menos mantenimiento y escalan más fácilmente que los servidores locales.

Servicios hospedados:  los servicios de hospedaje como la gestión de acceso y correo electrónico en máquinas virtuales en la nube en general son más rápidos y rentables que hacerlo en un centro de datos local. Ejecutar estos servicios en máquinas virtuales en la nube también ayuda a descargar las tareas de mantenimiento y los problemas de seguridad en el proveedor de nube.

Soluciones de máquinas virtuales de HPE

Diseñamos nuestros servidores para una profunda integración con sistemas operativos partner y software de virtualización. También trabajamos con nuestros partners para optimizar, certificar y soportar sus productos en diversos entornos de servidores de HPE. Nuestro portfolio de software de partner brinda una variedad de soluciones de software y virtualización atractivas para entornos híbridos y multinube, en colaboración con partners de software que incluyen Microsoft, VMware, Red Hat, y SUSE.

HPE InfoSight ofrece operaciones autónomas impulsadas por IA que garantizan que tu entorno esté siempre en funcionamiento y sea siempre rápido y ágil. Recopila datos de más de 100 000 sistemas en todo el mundo, usa el aprendizaje automático basado en la nube para diagnosticar la causa raíz de los problemas, y recomienda la solución ideal a través del modelado centrado en recursos y aplicaciones. Esta operación autónoma impulsada por IA ayuda a la profunda visibilidad y elimina las conjeturas con el análisis centrado en datos y máquina virtual.

Virtualiza más cargas de trabajo cruciales para el negocio y obtén el rendimiento, la disponibilidad y el ahorro que necesitas con las soluciones de almacenamiento de datos de HPE para máquinas virtuales. HPE Nimble Storage proporciona una plataforma ágil, siempre rápida y en funcionamiento para el almacenamiento, que puede potenciar las máquinas virtuales y extenderse en la nube híbrida. La inteligencia predictiva de HPE InfoSight garantiza que tus aplicaciones estén siempre en funcionamiento y sean siempre rápidas, con visibilidad desde el almacenamiento hasta las máquinas virtuales y recomendaciones prácticas en tiempo real para mejorar la optimización.

HPE GreenLake ofrece una solución basada en el consumo para infraestructura de máquina virtual local. HPE posee e instala el hardware en tu centro de datos local o coubicado, en tu oficina remota o sucursal (ROBO), o en tu ubicación de extremo, y no se necesita compra de capital inicial. Selecciones un entorno Nutanix con opciones de hipervisores o una solución HPE SimpliVity, la capacidad de búfer integrado significa que siempre estás preparado para el crecimiento empresarial y las nuevas oportunidades empresariales.