¿Qué es Kubernetes?

Kubernetes, conocido popularmente como «K8s», es un segmento de Cloud Native Computing Foundation que facilita el desarrollo de estándares de conectividad de red conjuntos en la gestión de software de datos en la nube.

Principalmente, K8s es software de gestión de clúster

Específicamente, Kubernetes (K8s) es un software de gestión de clúster que supervisa las operaciones de múltiples PC de servidores y gestiona diversos programas en ellas. Todos estos programas se ejecutan en contenedores y permanecen aislados, lo cual elimina los procesos manuales y garantiza su desarrollo e implementación.

Google desarrolló Kubernetes

Kubernetes fue desarrollado por ingenieros en Google y se tercerizó en 2014. Borg, la plataforma de organización de contenedores de Google, es predecesora de Kubernetes. Las herramientas integradas de Kubernetes, que incluyen Minikube, Dashboard, Helm y Kompose, ayudan a agilizar los procesos y la gestión. Con limitadas restricciones, cualquiera que aspire a ejecutar contenedores puede usar con facilidad Kubernetes en la nube pública o en forma local.

Impulsar la automatización y la eficiencia

No solo Kubernetes automatiza el tráfico web en producción, también aumenta los servidores web según el requisito para las aplicaciones de software. Del mismo modo, durante el tiempo de inactividad, reduce las instancias del servidor web.

El equilibrio de carga es clave

Una de las funciones más importantes de Kubernetes es su funcionalidad equilibrar la carga al canalizar el tráfico web a servidores web funcionales. También disminuye la complejidad de la infraestructura mediante la gestión de puertos, lo cual ayuda a que los desarrolladores opten por puertos adecuados en lugar de adaptarse a uno existente. No sería exagerado definir a Kubernetes como «disruptor» en lo referente a la gestión de aplicaciones contenedorizadas.

En los últimos años, Kubernetes emergió como plataforma de computación de sistema general y ecosistema que ayuda a las organizaciones a aumentar la productividad.

¿Cómo funciona Kubernetes?

Kubernetes es un mecanismo eficazmente diseñado que gestiona el ciclo de vida de las aplicaciones contenedorizadas. Se puede definir como un sistema que difunde funcionamiento valioso y agiliza el modo de funcionamiento de las aplicaciones.

Kubernetes gestiona clústeres que se componen de nodos maestros y nodos de trabajador, que pueden ser tanto máquinas virtuales como físicas. Estos nodos ejecutan pods (la unidad de contenedores de Kubernetes) que se conectan a los componentes maestros y gestionan la conectividad de red para completar la carga de trabajo asignada. Cada módulo denota una instancia específica de una aplicación compuesta de uno o más contenedores.

Kubernetes maneja operaciones (inicia, detiene y replica cada contenedor del módulo) en el núcleo. Esto se refiere a cada detalle, incluidas las aplicaciones específicas o las cargas de trabajo que se deben ejecutar además de las imágenes y recursos utilizados.

Cuando se trata de definir el trabajo de nodos maestros y de trabajador, ambos juegan un papel importante en la ejecución de las aplicaciones. Los nodos maestros se consideran con razón el cerebro del clúster que programa todas las actividades, como decidir qué pod se ejecutará en qué nodo, mantener el estado preferido de la aplicación, aumentar aplicaciones y presentar nuevas actualizaciones. Los nodos maestros son responsables de decidir la idoneidad de los nodos específicos para tareas concretas y asignan tareas para completar trabajos.

Por otro lado, los nodos de trabajador (muchos de los que pueden existir en un clúster) pueden considerarse la columna vertebral de tus aplicaciones. Estos nodos de trabajador son gestionados por el panel de control de Kubernetes. Un administrador o un equipo DevOps da la indicación al panel de control de Kubernetes, que toma las decisiones sobre programación, identificación y respuesta ante eventos de clúster. Según los requisitos, la cantidad de nodos de trabajador puede aumentar para mejorar la capacidad de los clústeres.

Aplicaciones modernas de Kubernetes: la nueva era de código abierto te aporta una ventaja competitiva

Kubernetes brinda respuestas contenedorizadas listas para la empresa en una plantilla de implementación con cifrado preciso que ofrece portabilidad, fácil obtención de licencias y facturación combinada. En un cambio de la práctica tradicional a la moderna, las aplicaciones de Kubernetes garantizaron la automatización de cada paso, desde la implementación hasta el desarrollo.

Kubernetes permite a los clientes implementar aplicaciones beneficiosas para el crecimiento empresarial. Además, las aplicaciones están diseñadas para escalar verticalmente de manera tal que haya un valor agregado y sea idóneo para la infraestructura subyacente. Estas aplicaciones pueden lidiar con tus problemas empresariales y brindar soluciones que logran mejorar la eficiencia y la agilidad, reducir costes y descubrir más oportunidades en el mercado.

Con un enfoque contemporáneo, las aplicaciones de Kubernetes integradas por Google brindan soluciones nuevas, fáciles y útiles para mejorar la experiencia del cliente. Las aplicaciones de Kubernetes están listas para DevOps y se pueden integrar a las tareas operativas cotidianas y flujos de trabajo de implementación.

Un aspecto importante de las aplicaciones modernas de Kubernetes es que están verificadas por Google y se pueden instalar en Anthos en la nube y en forma local en los propios clústeres de Kubernetes. Fundamentalmente, esto significa que, cuando se implementan estas aplicaciones en Anthos, recibes una vista idéntica de todo tu ecosistema que allana el camino para una fácil gestión y experiencia continua.

Con Kubernetes, recibes la oportunidad de innovar con aplicaciones contenedorizadas, variando de herramientas de desarrollador, análisis, seguridad y big data. La lista de industrias donde se pueden usar estas aplicaciones es enorme. Incluye comercio minorista, bienes de consumo empaquetados, fabricación, sanidad, energía, automotriz y cadena de suministro.

La protección de estas aplicaciones de Kubernetes se ha vuelto importante. Aparecieron enumeradas en GCP Marketplace y se prueban y evalúan a efectos de vulnerabilidades de seguridad.

Docker y Kubernetes: Un ecosistema de TI con funciones complementarias

Docker es un kit de herramientas de uso comercial destinado a facilitar a los desarrolladores la creación, implementación y gestión de contenedores en forma rápida y con mayor seguridad. Del mismo modo, Kubernetes es una plataforma móvil, de código abierto, que maneja operaciones contenedorizadas.

La diferencia básica entre los dos es que Docker se ejecuta en un solo nodo y Kubernetes en un clúster.

No obstante, se complementan y trabajan juntos. Docker se puede usar para crear y ejecutar contenedores, permitiendo la preservación de imágenes y poder compartirlas; así que un Docker integrado a un clúster de Kubernetes puede ejecutarse con facilidad. Al mismo tiempo, Kubernetes no es una solución completa.

Docker ayuda a los desarrolladores a coordinar las aplicaciones en contenedores pequeños y aislados que luego se ejecutan en todo el ecosistema de TI. Cuando la aplicación se ejecuta en un solo nodo, puede ejecutarse en cualquier lugar; pero, cuando la demanda aumenta, Kubernetes puede racionalizar la organización para los contenedores de Docker. Desde la programación de implementación automatizada de los contenedores hasta el equilibrio de carga y autorrecuperación, Kubernetes garantiza disponibilidad en todo el ecosistema de TI.

¿Por qué Kubernetes?

Hay múltiples razones para elegir Kubernetes por encima de otras plataformas de organización de contenedores contemporáneas. Estas son algunas ventajas:

Portátil y flexible

Kubernetes puede trabajar con cualquier tiempo de ejecución y diversas infraestructuras, incluida la nube pública, nube privada, y servidores locales, siempre que el sistema operativo host tenga la versión de Linux y Windows requerida.

Rentable para la infraestructura de TI

Cuando la escala de tu negocio es amplia, Kubernetes ayuda a reducir tus costes de infraestructura de TI reuniendo aplicaciones para garantizar un uso óptimo de inversiones de hardware y nube. K8s mejoró la escalabilidad y la disponibilidad que disminuye el uso de recursos humanos, que luego quedan liberados para poder realizar otras tareas. La capacidad de escalar las aplicaciones hacia arriba o hacia abajo según las necesidades redunda en la optimización del uso de la infraestructura.

Competencia multinube

La competencia multinube de Kubernetes lo coloca en el primer puesto entre los facilitadores. Puede hospedar cargas de trabajo que se ejecutan en una nube o en múltiples nubes. Lo más importante es que puede escalar su entorno de una nube a otra para llegar al estado deseado de rendimiento.

Marketing rápido y eficiente

El enfoque de microservicios de Kubernetes es fundamental para asignar diferentes tareas a equipos más pequeños, mejorar la agilidad y el enfoque y completar así tareas en menos tiempo. Los equipos de TI gestionan aplicaciones grandes en múltiples contenedores y las manejan/mantienen a una granularidad increíble.

Código abierto

Como proyecto liderado por la comunidad, Kubernetes tiene muchos patrocinadores corporativos importantes pero no es propiedad de una sola empresa, solo lo supervisa CNCF, que le da la oportunidad de expandirse a múltiples niveles. Esto significa que la innovación llega más fácilmente a Kubernetes que a los organizadores de código cerrado.

Consolidado y fiable

Kubernetes no solo ofrece menos complejidad de nube, también proporciona a los desarrolladores las soluciones más fiables. Kubernetes también tiene la ventaja de un ecosistema grande de proyectos de software y herramientas correspondientes que pueden estar a disposición de los desarrolladores e ingenieros de TI.

HPE Ezmeral Container Platform y Kubernetes

Hoy en día, se habla mucho de contenedores y Kubernetes en el mundo de la TI. Kubernetes es una excelente manera de organizar aplicaciones contenedorizadas. La arquitectura de Kubernetes apoya la escala masiva y es fiable y segura. Como se explicó en la documentación de Kubernetes.io, Kubernetes aborda la seguridad utilizando las 4 C de la Seguridad nativa de la nube: Cloud (Nube), Clúster, Contenedores y Código.

Aunque es un método estándar potente y aceptado para organizar cargas de trabajo contenedorizadas, la mayoría de los usuarios de Kubernetes lo describe como «curva de aprendizaje pronunciada» y no precisamente «fácil».

HPE Ezmeral Container Platform es un panel de control de gestión definido por software que permite a los usuarios organizar con facilidad recursos de almacenamiento y computación ubicados en cualquier lugar y crear rápidamente clústeres de Kubernetes en esos recursos. Se pueden ejecutar múltiples versiones de Kubernetes al mismo tiempo, bajo la gestión de HPE Ezmeral Container Platform. Gran parte de la complejidad y detalles de configuración se simplifican y presentan como comandos de API. Por otro lado, un usuario puede interactuar con la plataforma de contenedor mediante la interfaz de usuario web gráfica (UI web). Es como la experiencia que tendrías si usas la interfaz de nube pública.

La diferencia es que, una vez que usas HPE Ezmeral Container Platform, tienes control total de dónde almacenas tus datos, de dónde vienen los recursos de tu servidor (host), y cómo se accede y protege todo. Con HPE Ezmeral Container Platform, también tienes la opción de importar clústeres integrados en cualquier plataforma de nube pública y gestionarlos junto con tus clústeres locales o integrados en recursos en el extremo.