Centros de datos locales frente a computación en la nube

¿Qué son los centros de datos locales en comparación con la computación en la nube?

Los centros de datos locales, comúnmente conocidos como «locales», te permiten tener un control total de tu infraestructura, mientras que la computación en la nube es rentable y fácil de escalar vertical y horizontalmente.

Computación local

 

A. Infraestructura y configuración

 

  • Descripción general de la infraestructura local:

La computación local consiste en configurar y mantener tu propia infraestructura de TI dentro de las instalaciones físicas de tu organización.

  • Desembolso de capital (CAPEX) y costes de hardware:

El entorno local conlleva inversiones iniciales en hardware, centros de datos y equipos de red. Estos costes se consideran desembolsos de capital (CAPEX).

  • Restricciones de escalabilidad y recursos:

Los entornos locales presentan limitaciones a la hora de escalar recursos, lo que puede producir desafíos tanto por sobreaprovisionamiento como por un aprovisionamiento insuficiente.

 

B. Seguridad de datos y control

 

  • Almacenamiento de datos y control a nivel local:

Las configuraciones locales ofrecen un control directo sobre el almacenamiento de datos y medidas de seguridad adecuadas para datos confidenciales o regulados.

  • Seguridad física para centros de datos:

Los centros de datos locales requieren medidas fiables de seguridad física para proteger el hardware y evitar accesos no autorizados.

  • Consideraciones sobre cumplimiento y regulatorias:

El cumplimiento de las regulaciones del sector y la legislación regional resulta crucial a la hora de gestionar datos en entornos locales.

 

C. Mantenimiento y gestión

 

  • Responsabilidades del equipo de TI:

La infraestructura local requiere un equipo de TI interno para gestionar los componentes de hardware, conectividad de red, seguridad y software.

  • Mantenimiento de hardware y actualizaciones de software:

Para mantener la configuración local operando con fluidez, resulta esencial realizar tareas de mantenimiento de hardware y actualización de software regulares.

  • Desafíos y costes de la gestión:

La gestión de entornos locales conlleva las complejidades y los costes que surgen al contar con personal capacitado, ocuparse del cuidado de los equipos y realizar un mantenimiento continuo.

Computación en la nube

 

A. Modelos de servicio y de implementación

 

  • Descripción general de modelos de servicio de nube:

La computación en la nube engloba la infraestructura como servicio (IaaS), la plataforma como servicio (PaaS) y el software como servicio (SaaS), que ofrecen diversos niveles de gestión y control.

  • Tipos de implementaciones de la nube:

Las implementaciones de la nube incluyen modelos públicos, privados e híbridos. Cada uno de ellos responde a distintas necesidades de seguridad y escalabilidad.

  • Ventajas de los modelos de implementación de la nube:

Los distintos modelos de implementación de la nube proporcionan flexibilidad, escalabilidad y diversas opciones para personalizar los recursos en respuesta a requisitos específicos.

 

B. Consideraciones de costes

 

  • Desembolsos operativos (OPEX) vs. desembolso de capital (CAPEX) en la nube:

La computación en la nube opera sobre un modelo de desembolsos operativos (OPEX), por el que se sustituyen los costes de las grandes inversiones iniciales por pagos periódicos basados en el uso.

  • Precios de pago por consumo y escalabilidad de costes:

Los servicios de nube ofrecen precios de pago por consumo, que permiten a las organizaciones escalar los recursos de forma vertical u horizontal, según lo necesiten, y optimizar los costes.

  • Comparación de costes entre entornos locales y la computación en la nube:

La computación en la nube puede ofrecer ventajas de costes, al no requerir importantes inversiones iniciales en hardware, aunque debe prestarse especial atención a los costes continuados.

 

Al comprender las diferencias entre entornos locales y la computación en la nube, las organizaciones pueden tomar decisiones informadas en sintonía con sus necesidades de seguridad de datos, requisitos de escalabilidad y consideraciones financieras.

Definición de computación en la nube y local

Un centro de datos local es un conjunto de servidores de tu propiedad, que controlas de manera privada. La computación en la nube tradicional (a diferencia de los modelos de computación en la nube híbrida o privada) implica el arrendamiento de los recursos del centro de datos de un proveedor de servicios externo.

Ventajas e inconvenientes de la computación local

A. Ventajas de la computación local:

  • Control y protección de datos en configuraciones locales: las configuraciones locales permiten a las empresas gestionar directamente sus datos y medidas de seguridad. Puede resultar de especial importancia para empresas que deban seguir reglas estrictas o que reciban datos privados. Al encontrarse los datos en sus propios entornos físicos, las organizaciones pueden establecer y ajustar las medidas de seguridad en función de sus necesidades exactas.
  • Rendimiento predecible y acceso de baja latencia a los datos: con la tecnología local, las empresas disponen de un control directo sobre la configuración de hardware y red, lo que facilita un rendimiento predecible.
  • Infraestructura local personalizable y flexible: las organizaciones pueden cambiar sus arquitecturas locales para adaptarlas a sus necesidades. Ello incluye la elección de los componentes de hardware, equipos de red y soluciones de software más adecuados para sus necesidades. Este nivel de personalización puede ayudar a mejorar la velocidad y el uso de los recursos.

 

B. Inconvenientes de la computación local:

  • Altos costes e inversiones de capital iniciales: configurar un sistema local requiere un gran esfuerzo económico inicial. Las organizaciones deben realizar desembolsos para adquirir herramientas, equipos de red y otros elementos del sistema. Esta inversión puede resultar costosa, especialmente para pequeñas empresas u organizaciones con fondos limitados.
  • Escala limitada y posibilidad de sobreaprovisionamiento: las configuraciones locales pueden encontrarse con dificultades para escalar significativamente cuando la demanda de recursos aumenta rápidamente. Las organizaciones deben predecir correctamente qué van a necesitar en el futuro. Si la estimación se realiza por encima de sus necesidades reales, contarán con más recursos de los que necesiten. Si la estimación resulta demasiado baja, pueden enfrentarse a problemas de rendimiento.
  • Complejidades del mantenimiento y la gestión de TI: los equipos locales requieren gestión y mantenimiento continuos. Ello significa mantener el hardware en un estado excelente, actualizar el software, añadir reparaciones de seguridad y corregir los problemas. Las organizaciones requieren personal de TI capacitado para realizar estos trabajos, y esto puede multiplicar tanto los costes empresariales como el uso de los recursos.

Ventajas e inconvenientes de la computación en la nube

A. Ventajas de la computación en la nube:

  • Rentabilidad y precios fijos: la computación en la nube ofrece una forma inteligente de gestionar los costes, puesto que solo se paga por lo que se usa. De este modo, se elimina la necesidad de realizar inversiones iniciales importantes en hardware. El modelo de pago por consumo permite la escalación flexible de recursos para gestionar los gastos.
  • Escalación y capacidad de adaptación sencillas: la escalabilidad de la nube es un auténtico disruptor. Puedes ajustar tus recursos rápidamente para responder a la demanda, y evitar así el desperdicio que supone el sobreaprovisionamiento. Esta flexibilidad resulta beneficiosa en épocas de mucha actividad o de crecimiento repentino.
  • Acceso y colaboración global: los servicios de nube son accesibles desde cualquier lugar que cuente con una conexión a Internet. Ello abre una variedad de oportunidades para el trabajo remoto y la colaboración fluida entre ubicaciones diferentes, elementos sobre los que se sustentan los métodos empresariales modernos.

 

B. Desventajas de la computación en la nube:

  • Consideraciones de seguridad y privacidad: confiar los datos confidenciales a la nube genera dudas válidas sobre la seguridad y la privacidad. Aunque los proveedores de nube cuentan con medidas de seguridad fiables, sigue siendo necesario confiar en ellas. La observación de las regulaciones y los estándares del sector resulta vital para gestionar estos riesgos.
  • Dependencia de la conectividad de Internet y riesgos de tiempo de inactividad: los servicios de nube dependen del acceso a Internet. Las operaciones pueden detenerse si se corta tu conexión o el proveedor de nube sufre una interrupción. Esto subraya la importancia de los planes de copia de seguridad y de la garantía de un acceso continuo.
  • Cumplimiento de navegación en un contexto global: los datos que se hospedan en la nube pueden estar sujetos a la legislación de los países en los que opera el proveedor de nube. Ello puede generar complejidades, especialmente si los datos abarcan varias regiones con requisitos legales diferentes.

 

La decisión entre gestionar tu propia infraestructura o adoptar soluciones de nube depende de que encuentres la opción que mejor encaje con tus necesidades. Algunas empresas optan por una combinación de ambos enfoques. Se benefician de la agilidad de la nube, al tiempo que responden a las preocupaciones con estrategias híbridas. Al comprender las ventajas y los desafíos de los entornos locales y la computación en la nube, puedes tomar decisiones adecuadamente informadas en sintonía con tus objetivos y recursos.

Definición de centro de datos local

"Local" se refiere a los centros de datos privados que las empresas albergan en sus propias instalaciones y mantienen por sí solas. La infraestructura local puede utilizarse para ejecutar nubes privadas, en las cuales los recursos informáticos se virtualizan prácticamente de la misma manera que los de las nubes públicas (sin embargo, las nubes privadas también se pueden ejecutar en hardware arrendado de terceros).

Definición de computación en la nube

Cuando las personas hablan de computación en la nube, en general se refieren a la nube "tradicional" o "pública", un modelo en el que un proveedor de servicios externo pone a disposición recursos informáticos para el consumo, según sea necesario. La nube pública es un entorno multiinquilino, lo que significa que estos recursos informáticos se comparten con varias personas físicas o empresas, con todos los datos protegidos por un cifrado de última generación.

Comparación entre local y la nube

Tanto la computación en la nube como local pueden ofrecerle a tu empresa la infraestructura TI que necesita. El modelo que elijas dependerá probablemente del nivel de seguridad que necesitas para satisfacer los estándares de cumplimiento y de la estructura de costes que prefieras. A continuación se ofrece una comparación de ambos modelos.

Necesidades empresariales: centro de datos de un solo inquilino (para el cumplimiento)

Local: ✔

Nube pública: X

Necesidades empresariales: cifrado de datos altamente seguro

Local: ✔

Nube pública: ✔

Necesidades empresariales: hardware personalizable, sistemas de diseño específico

Local: ✔

Nube pública: X

Necesidades empresariales: fácil capacidad de escalar vertical y horizontalmente

Local: X

Nube pública: ✔

Necesidades empresariales: la infraestructura requiere inversiones grandes y habituales

Local: ✔

Nube pública: X

Necesidades empresariales: pago por consumo, precio según el uso

Local: X

Nube pública: ✔

Necesidades empresariales: total visibilidad y control de los datos

Local: ✔

Nube pública: X

Necesidades empresariales: copia de seguridad y recuperación de datos automatizada e integrada

Local: X

Nube pública: ✔

Necesidades empresariales: riesgo casi nulo de tiempo de inactividad

Local: X

Nube pública: X

Productos y soluciones HPE

Nube híbrida: usa HPE para potenciar tus aplicaciones y servicios, colocando las cargas de trabajo en centros de datos locales o en la nube, según corresponda.

Infraestructura componible: potencia la TI para crear y entregar valor al instante, de forma continua y a la velocidad y con la flexibilidad de la nube, dentro de tu propio centro de datos seguro.

HPE SimpliVity: utiliza la infraestructura hiperconvergente de HPE SimpliVity para crear una solución de nube local o híbrida.