¿Qué es un OEM?

Un OEM (del inglés, Original Equipment Manufacturer) o fabricante de equipos originales confecciona piezas o componentes que se utilizan en los productos de otras empresa: por ejemplo, Ford emplea parabrisas de PPG, que es un OEM.

Definición de OEM

Un fabricante de equipos originales (OEM) que confecciona componentes de los productos de otra empresa. Por componente de un OEM se entiende una pieza, un subsistema o software. Algunos ejemplos son los sistemas operativos y los microprocesadores en equipos. Por lo general, el fabricante de equipos no se encarga de confeccionar ni el microprocesador ni el sistema operativo. En su lugar, el fabricante de PC compra estas piezas a otras empresas como OEM. En este sentido, OEM también puede ser un verbo: "comprar como OEM una pieza" de otra empresa.

¿Por qué optar por OEM?

Trabajar con OEM puede ahorrarle a una empresa mucho tiempo y esfuerzo. En lugar de desarrollar y fabricar un componente, una empresa puede simplemente adquirir el diseño de otra y aprovechar su experiencia y su organización de soporte en beneficio de su propio producto. Las relaciones de OEM permiten que las empresas se centren en sus competencias principales. Para el OEM, el cliente se convierte básicamente en un canal de ventas por volumen; por ejemplo, PPG se beneficia de que Ford venda sus parabrisas como piezas integradas en sus automóviles.

HPE OEM

HPE tiene más de seis décadas de experiencia como OEM. Con HPE como tu partner OEM, puedes generar el valor de tu marca sobre el valor de la nuestra. Trabajarás con un proveedor que ofrece servicio de soporte de excelente calidad a nivel internacional y proporciona productos de calidad a precios competitivos.  HPE cuenta con una trayectoria contrastada como OEM que comprende las necesidades específicas de sus clientes y ofrece notificaciones avanzadas de eventos de ciclo de vida, personalización de los productos e integración con terceros.

Trabaja con HPE como partner OEM

Es muy fácil iniciar su relación con HPE como su partner OEM. Gana en competitividad al reducir los costes de investigación y el desarrollo (I&D), pruebas, soporte y operaciones, mientras aceleras tu salida al mercado con un portafolio completo de soluciones y soporte de primera clase.