Nube pública

¿Qué es la nube pública?

La nube pública es una forma de computación en la nube que consiste en que un tercero hospede, opere, gestione y tenga la propiedad de servidores, almacenamiento y aplicaciones para el público. Los usuarios pagan a medida que consumen estos recursos, y esto reduce la necesidad de realizar inversiones iniciales en infraestructura. Los servicios de nube pública escalables, flexibles y rentables facilitan a las empresas escalar los recursos de TI bajo demanda. Los usuarios de la nube pública no tienen que hacer las tareas de mantenimiento, seguridad y actualización, puesto que todo ello corre a cargo de los proveedores de nube pública.

¿En qué se diferencia la nube pública de la típica infraestructura de TI local?

Hospedada en un espacio virtual dedicado dentro de servidores físicos tradicionales, la nube pública da a los usuarios acceso remoto a almacenamiento y procesamiento de nivel empresarial. Comparados con la infraestructura de TI típica in situ, los beneficios de la nube pública incluyen mayor facilidad, rapidez y menor coste de configuración y gestión. Esto ofrece a las empresas casi innumerables formas de escalar y flexibilizar sus recursos de TI requeridos, según sea necesario.

Los modelos de implementación de la nube pública son una solución común para empresas con necesidades de procesamiento y almacenamiento específicas o predecibles. Por su parte, los proveedores externos ofrecen servicios de nube pública empleando varios modelos, que incluyen la infraestructura como servicio (IaaS), la plataforma como servicio (PaaS) y el software como servicio (SaaS). En estas situaciones, el proveedor externo, en lugar de los usuarios finales, asume el control de la gestión y actualización de la nube pública.

A pesar de la connotación de ser «pública», la seguridad en la nube pública sigue existiendo y ofrece a las empresas múltiples capas de defensa. Estas capas incluyen contenedores, procedimientos de acceso más exigentes, cifrado para datos que ingresan y salen del almacenamiento, detección y análisis de amenazas cibernéticas y otras protecciones certificadas por proveedor que cumplen con la normativa de la industria.

Según McAfee, el 52 % de las organizaciones afirman que tienen mejor seguridad en la nube en comparación con la TI local.%3Ca%20href%3D%22https%3A%2F%2Fwww.businesswire.com%2Fnews%2Fhome%2F20190617005945%2Fen%2FNew-McAfee-Report-Finds-Eighty-Seven-Percent-Companies%22%20target%3D%22_blank%22%20data-analytics-region-id%3D%22footnote_tip%7Clink_click%22%3Ehttps%3A%2F%2Fwww.businesswire.com%2Fnews%2Fhome%2F20190617005945%2Fen%2FNew-McAfee-Report-Finds-Eighty-Seven-Percent-Companies%3C%2Fa%3E

Soluciones, productos o servicios relacionados de HPE

¿Cómo funciona la nube pública?

Los administradores de TI crean una red en la nube pública con cualquier cantidad de máquinas virtuales (VM), en las que se establecen particiones a partir de grandes grupos de centros de datos de terceros. Al virtualizar la computación, el procesamiento y el almacenamiento, los proveedores externos pueden ofrecer a los usuarios finales una gama de servicios de nube, desde opciones de almacenamiento simple a aplicaciones de software y herramientas de desarrollo, todo accesible con conexión a internet. Los usuarios finales de muchas empresas pueden acceder a estos servicios mediante aplicaciones móviles u otros portales web.

Los proveedores externos con frecuencia cobran un cargo fijo o de pago por consumo por sus servicios. A cambio, el proveedor de la nube pública se ocupa de la gestión de TI cotidiana, incluida la seguridad. Los ejemplos de proveedores de nube pública incluyen Google, Microsoft, Dropbox y muchos otros.

Características esenciales de la nube pública

Los servicios de nube pública incluyen las siguientes características esenciales: 

  1. Recursos de computación escalables bajo demanda:

Las nubes públicas pueden escalar los recursos de forma vertical u horizontal en respuesta a la demanda. Esto permite a los clientes modificar sus infraestructuras rápidamente y con agilidad para adaptarlas a las necesidades de las cargas de trabajo.

2. Infraestructura compartida y multiinquilino:

La infraestructura compartida utilizada por los servicios de nube pública permite que varios usuarios, también conocidos como inquilinos, utilicen los mismos recursos físicos. Esta arquitectura multiinquilino permite a los usuarios aprovechar mejor los recursos y compartir costes.

3. Acceso y conectividad de red:

Los usuarios pueden acceder a los recursos y servicios de la red desde cualquier lugar que cuente con una conexión fiable, lo que fomenta su movilidad. Este acceso a la red facilita el trabajo remoto, la colaboración fluida y la interacción con servicios basados en Internet. El título refleja la importancia tanto del acceso como de la conectividad de red a la hora de facilitar una experiencia de usuario flexible y conectada.

4.Modelo de precios de pago por consumo:

La estrategia de precios estándares que utilizan los proveedores de nube pública suele denominarse pago por consumo o pago por uso. Los clientes pagan solo por los recursos que utilizan realmente, lo que promueve la rentabilidad. La facturación se realiza sobre la base de la cantidad real de recursos utilizados. No resulta necesario realizar grandes desembolsos de capital iniciales con este concepto, que también ofrece una gestión de costes flexible.

5. Aprovisionamiento mediante autoservicio: 

Los usuarios pueden aprovisionar y configurar recursos de nube de forma independiente, sin contactar directamente con el proveedor de servicios. Esta funcionalidad de autoservicio, que utiliza el usuario según la necesite y por iniciativa propia, fomenta la escalabilidad y la flexibilidad en la gestión de recursos.

6. Seguridad: 

En la nube pública, un paradigma de responsabilidad compartida controla la seguridad, que requiere la colaboración entre el usuario y el proveedor de servicios. La arquitectura de la nube proporciona sólidas características de seguridad, protocolos y certificaciones, que garantizan un enfoque completo para la protección de los datos y las aplicaciones. Este reconocimiento de la responsabilidad compartida destaca la importancia de la seguridad en el entorno de la nube pública.

Nube pública, nube privada y nube híbrida

Características

Nube pública

Nube privada

Nube híbrida

Propiedad y gestión

Un proveedor de servicios externos es el propietario y se encarga de la gestión.

Una sola organización es la propietaria y se encarga de la gestión, ya sea a nivel local o mediante un proveedor externo, exclusivamente para esa organización.

Combina elementos de las nubes públicas y privadas, lo que permite compartir los datos y las aplicaciones entre ellas.

Accesibilidad

Accesible por Internet, para proporcionar disponibilidad y escalabilidad global.

Accesible mediante una red privada, para proporcionar mayor seguridad y control sobre los datos.

Proporciona la flexibilidad necesaria para utilizar recursos tanto públicos como privados sobre la base de necesidades específicas y las características de las cargas de trabajo.

Estructura de costes

Habitualmente, sigue un modelo de precios de pago por consumo o basado en una suscripción, lo que elimina los costes de hardware iniciales.

Exige un desembolso inicial más elevado, debido a la inversión en infraestructura, pero puede conllevar unos costes operativos más bajos a largo plazo.

Ofrece una combinación de pago por consumo e inversión inicial. Así, puede proporcionar flexibilidad de costes y presupuestaria.

Escalabilidad

Ofrece escalabilidad bajo demanda, que permite escalar con facilidad recursos de forma vertical u horizontal en función de los requisitos.

Ofrece escalabilidad, pero la expansión puede requerir una inversión adicional en infraestructura.

Permite la escalación dinámica al utilizar recursos de la nube pública para cargas de trabajo variables, al tiempo que mantiene los datos confidenciales en la nube privada.

Recursos compartidos

Se comparten los recursos entre varios usuarios (modelo multiinquilino), y esto promueve la rentabilidad.

Se dedican recursos a una sola organización, lo que garantiza mayor control y personalización.

Combina las ventajas de la eficacia de la nube pública y la personalización de la nube privada. De este modo, se facilita un enfoque personalizado para la asignación de recursos.

Seguridad y cumplimiento

El proveedor implementa las medidas de seguridad y el cumplimiento se aborda mediante certificaciones.

Las organizaciones cuentan con mayor control sobre las medidas de seguridad, y esto facilita la personalización basada en requisitos de cumplimiento específicos.

Las medidas de seguridad varían en función de la combinación elegida, permitiendo a las organizaciones satisfacer requisitos de cumplimiento específicos.

Aplicaciones modernas de la nube pública

Las soluciones de nube pública son una de las infraestructuras de TI más predominantes que se usan hoy para informatizar y almacenar. Algunos de los ejemplos más comunes incluyen Google Workspace, Amazon Web Services (AWS), Dropbox y las ofertas de Microsoft como Microsoft 365 y Azure, como también los servicios de streaming como Netflix. En cada caso, el público comparte los mismos recursos a través de la conexión a internet, con uso de contraseñas como primera línea de seguridad.

Google Workspace ofrece varias aplicaciones, desde el procesamiento de texto hasta almacenamiento virtual y salas de reunión. Una o más personas de una organización o empresa usan las aplicaciones, y suelen hacerlo a la vez. Las soluciones de nube pública permiten acceder, editar y compartir todo tipo de datos. Además, permite tipos de productividad que serían imposibles, o inaccesibles, con TI estrictamente local. Hoy en día, el personal puede trabajar y acceder a los datos desde casi cualquier parte del mundo, lo que redefine la cantidad de empresas que operan y colaboran.

Las opciones de almacenamiento en la nube pública también brindan mejor seguridad y funcionalidades de copia de seguridad. En caso de fallo o corrupción del servidor, los datos cargados en la nube permanecen intactos.

Las nubes públicas también son ideales para cargas de trabajo variables o flexibles, y ofrecen a los usuarios acceso a recursos bajo demanda con el proverbial «clic de un botón», lo que brinda a las empresas un método más eficiente para limitar el derroche de espacio de TI.

Ventajas de la nube pública

Ventajas de los servicios de nube pública: 

1. Rentabilidad y optimización de costes:

Los usuarios pagan únicamente por los recursos que utilizan en las nubes públicas. De este modo, se eliminan las grandes inversiones de capital en hardware e infraestructura. La naturaleza compartida de los recursos de la nube pública también mejora la rentabilidad y el aprovechamiento de los recursos informáticos.

2. Flexibilidad y escalabilidad: 

Los usuarios de servicios de nube pública pueden ajustar la capacidad de sus recursos en respuesta a fluctuaciones en la demanda. Las empresas con cargas de trabajo fluctuantes requieren escalabilidad y pueden modificar su capacidad de procesamiento sin una planificación o inversión en hardware significativa.

3. Accesibilidad global y redundancia:

Las nubes públicas permiten a los usuarios acceder a sus datos y aplicaciones desde cualquier lugar, siempre que este cuente con servicio de Internet. Los equipos distribuidos y las empresas multinacionales se benefician de la accesibilidad global. Varios proveedores de nube pública ofrecen servicios de redundancia y copia de seguridad para garantizar la disponibilidad de los datos y reducir el riesgo de la pérdida de datos.

4. Innovación y desarrollo acelerados:

Los servicios de nube pública facilitan una rápida innovación, al habilitar el desarrollo y la implementación rápida de nuevas aplicaciones y servicios. Al eliminar la necesidad de unos ciclos de compra largos, así como de la adquisición de infraestructura, las empresas pueden adaptarse con rapidez a las demandas en continua evolución del mercado. Esta agilidad fomenta una ventaja competitiva, que permite a las organizaciones mantenerse por delante del paisaje dinámico de la tecnología y la innovación.

Los servicios de nube pública ofrecen rentabilidad, flexibilidad y accesibilidad global para adaptarse a los requisitos empresariales en continuo cambio.

Modelos de servicios de nube pública

1. Infraestructura como servicio (IaaS):

La infraestructura como servicio (IaaS) proporciona recursos de computación virtualizados por Internet, que incluyen conectividad de red, almacenamiento y máquinas virtuales. Los usuarios controlan el sistema operativo, las aplicaciones y el software de esta infraestructura, y de este modo, obtienen más flexibilidad y opciones de personalización.

2. Plataforma como servicio (PaaS):

La PaaS es un paquete de plataforma que incluye servicios y herramientas de desarrollo. Aquí, los usuarios pueden desarrollar, implementar y gestionar aplicaciones sin preocuparse por la infraestructura subyacente. Simplifica el proceso de desarrollo.

3. Software como servicio (SaaS):

El SaaS entrega aplicaciones de software en línea mediante un modelo de suscripción. Los usuarios acceden al software a través de un navegador web y eliminan así la necesidad de realizar instalaciones locales y tareas de mantenimiento. Algunos ejemplos incluyen programas de CRM, paquetes de ofimática y servicios de correo electrónico.

4. Función como servicio (FaaS):

La FaaS, también conocida como computación sin servidor, permite a los programadores ejecutar funciones específicas o segmentos de código en respuesta a eventos sin tener que gestionar la infraestructura sobre la que se sustentan. El proveedor de nube gestiona la ejecución de funciones y la escalabilidad automáticamente. La FaaS resulta beneficiosa para microservicios y arquitecturas basadas en eventos.

Los usuarios pueden elegir el modelo de servicio que mejor se adapte a sus necesidades, cada uno con distintos niveles de responsabilidades de gestión y abstracción.

Seguridad y cumplimiento en la nube pública

Los servicios de nube pública requieren varios procedimientos de seguridad y cumplimiento. Estos son los elementos esenciales:

1. Medidas de privacidad y cifrado de datos:

Con frecuencia, los proveedores de nube pública emplean técnicas de cifrado sólidas para proteger los datos en tránsito y en reposo. Al hacerlo, se protegen los datos confidenciales frente a accesos no deseados. Además, los usuarios pueden gestionar la ubicación de su almacenamiento de datos utilizando características de privacidad, como las opciones de residencia de los datos, que también tienen en cuenta las necesidades legales y regulatorias. Asimismo, los controles de privacidad, como las opciones de residencia de datos, proporcionan a los consumidores la posibilidad de elegir dónde se mantienen sus datos, todo ello al tiempo que se cumplen las obligaciones legales y regulatorias.

2. Estándares y regulaciones de cumplimiento:

Los servicios de nube pública acatan varias directrices y reglas de cumplimiento para responder a necesidades regionales y específicas de cada sector. Algunos ejemplos incluyen la Ley de Responsabilidad y Portabilidad de Seguros Médicos (HIPAA), el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y otras normativas. Las empresas proveedoras de nube pueden proporcionar certificados de cumplimiento como prueba de su observación de determinados estándares.

3. Controles de seguridad y gestión de identidades:

Las plataformas para las nubes públicas ofrecen diversas funcionalidades de gestión de identidades y seguridad. Ello conlleva el uso de cortafuegos, restricciones de acceso y medidas de seguridad de red para evitar accesos no deseados. Al permitir a las empresas gestionar y restringir el acceso de usuarios a los recursos, las soluciones de gestión de identidades y acceso (IAM) pueden ayudar a evitar errores de seguridad.

4. Supervisión y respuesta a incidencias:

Resulta esencial supervisar continuamente los sistemas de nube para identificar y abordar problemas de seguridad. La mayoría de los proveedores de nube pública incluyen herramientas que realizan un seguimiento del comportamiento del sistema, así como de las actividades de los usuarios y las posibles amenazas. Los procedimientos a seguir en caso de un problema de seguridad se perfilan en los planes de respuesta a incidencias, que ayudan a aliviar los efectos y evitar que vuelvan a producirse.

El objetivo de la implementación por los proveedores de nube pública de estos procedimientos de seguridad y cumplimiento consiste en establecer un entorno fiable y seguro en el que los clientes puedan almacenar sus datos y aplicaciones. A su vez, los usuarios pueden opinar sobre la configuración y el mantenimiento de estos elementos de seguridad, con el fin de que se adecúen a sus requisitos y estándares de cumplimiento específicos.

HPE y la nube pública

Los analistas estiman que se crearán casi 163 ZB de datos para el año 2025The%20Economist%2C%20Data%20is%20giving%20rise%20to%20a%20new%20economy%20%28%C2%ABLos%20datos%20est%C3%A1n%20dando%20lugar%20a%20una%20nueva%20econom%C3%ADa%C2%BB%29%2C%206%20de%20mayo%20de%202017.. HPE ayuda a organizaciones y empresas a implementar una variedad de soluciones de nube para aprovechar al máximo esos datos, con ofertas como HPE GreenLake, HPE Apollo y servidores ProLiant, además de otras muchas. Estas soluciones ayudan a limitar el TI de sobreaprovisionamiento, automatizar incluso los procesos más complejos, aumentar la agilidad empresarial y la fiabilidad general, y reducir los gastos importantes. Al gestionar soluciones de nube en forma global, HPE permite que los partners se enfoquen en sus operaciones empresariales con menos interrupciones.

Con el tiempo, las soluciones de gestión de la nube de HPE aumentaron la probabilidad de lograr un ROI dentro de los tres años un 287 %, redujeron el tiempo de inactividad imprevisto un 85 %, y mejoraron la eficiencia de TI general un 35 %The%20Business%20Value%20of%20HPE%20GreenLake%20Management%20Services%2C%20un%20estudio%20encargado%20por%20HPE%2C%20octubre%20de%202019..

Al entrar en alianza con el proveedor de servicio CGI Portugal, empresa líder de soluciones y consultoría de TI, HPE ayudó a su oferta de servicios ofreciendo una solución fiable de copia de seguridad y almacenamiento basado en el consumo. Esto, a su vez, contribuyó a abordar un conjunto amplio de necesidades fundamentales para el negocio y a reforzar la protección de datos. Con análisis gestionado y almacenamiento flexible agregados, CGI Portugal pudo abordar mejor las demandas específicas y variables. En general, CGI Portugal redujo los costes del almacenamiento en un 70 %, al tiempo que aumentó su flexibilidad.