Multinube

¿Qué es la multinube?

La multinube es un modelo de computación en la nube en el que una organización reparte sus activos entre, al menos, dos nubes de diferentes proveedores, tanto públicas como privadas.

¿Por qué es tan popular la multinube?

A casi todas las organizaciones se les ha quedado pequeño un único entorno de nube para su infraestructura informática. Para que sus negocios sigan funcionando de manera eficiente, la mayoría de ellas trabajan con una combinación de nubes públicas y privadas de varios proveedores. Implementar una infraestructura virtual de multinube hace que para muchas empresas sea más sencillo lograr sus objetivos, lo que ha supuesto su dominio en computación.

De hecho, según un informe de 2020, el 93 % de las empresas con más de 1000 empleados están usando una estrategia de multinube. En otra encuesta, el 98 % mostraba su intención de realizar el cambio para 2021.

¿Qué deberían tener en cuenta las empresas a la hora de crear una estrategia multinube?

A medida que las organizaciones desarrollan sus estrategias multinube, deben tener en cuenta los formatos y codificaciones de API de cada nube, el acceso de los usuarios y dónde se alojan los datos, aplicaciones y servicios web para poder crear una experiencia impecable. También resulta fundamental para el diseño de la multinube hacerse cargo de la integración de recursos, de los problemas de seguridad y de la gran variedad de normativas sobre seguridad que existe. Pero si se lleva a cabo una planificación cuidadosa, la arquitectura multinube resultante debería hacer más sencillo el acceso y la gestión de los datos desde cualquier ubicación y con la menor latencia posible.

Arquitectura y componentes de la multinube

A. Comprender los componentes de un entorno multinube:

 

Un entorno multinube es una arquitectura de TI que emplea varios proveedores de servicios de nube para responder a diversas necesidades empresariales. Puede incluir alguna combinación de nubes públicas, privadas e híbridas. Comprender los componentes de un entorno multinube resulta crucial para lograr una gestión y optimización eficaces:

  • Recursos de nube: bloques de creación, como máquinas virtuales, almacenamiento y bases de datos de diversos proveedores para la optimización de costes y rendimiento.
  • Conectividad de red: resulta clave para una conectividad segura e incluye nubes privadas virtuales (VPC) y redes virtuales.
  • Herramientas de gestión: esenciales para la organización de recursos; incluyen Kubernetes, Terraform y plataformas de gestión de la nube.
  • Herramientas de seguridad: IAM, cifrado y CSPM, que garantizan la seguridad de datos y el cumplimiento de la multinube.
  • Supervisión y análisis: vital para la información de rendimiento, la optimización de costes y el análisis de registros.

 

B. Consideraciones para la portabilidad de los datos y la compatibilidad de las aplicaciones:

  • Formatos y estándares de datos: los formatos abiertos reducen la dependencia del proveedor y facilitan la migración de datos.
  • Herramientas de migración de datos: invierte en AWS DataSync Azure Data Factory para mover los datos con fluidez.
  • Diseño de aplicaciones: utiliza un diseño independiente de la nube con contenedores (p.ej., Docker) y Kubernetes.
  • Compatibilidad de API: asegúrate de que las API funcionan con todos los proveedores para evitar problemas de integración.
  • Pruebas y validación: las pruebas rigurosas identifican y abordan los problemas de compatibilidad en configuraciones multinube.
  • Copia de seguridad y recuperación de datos: implementa estrategias de resiliencia de datos y recuperación ante desastres fiables.

Desarrollo de aplicaciones nativas de la nube en la multinube

A. Diseñar aplicaciones para la compatibilidad multinube:

 

  • Servicios desacoplados: adopta una arquitectura de microservicios para disfrutar de flexibilidad a la hora de elegir distintos proveedores de nube para diversos componentes de aplicaciones.
  • API independientes de la nube: crea distintas API e interfaces que funcionen de forma fluida a través de varios proveedores de nube, de modo que garanticen la integración y la portabilidad.
  • Independencia de los datos: aísla las capas de acceso a los datos y utiliza formatos de datos estándares para evitar la dependencia del proveedor. Considera bases de datos multinube para obtener disponibilidad de datos.
  • Descubrimiento de servicios: implementa mecanismos de descubrimiento de servicios dinámicos que faciliten conexiones con servicios a través de distintas nubes.
  • Equilibrio de cargas y conmutación por error: utiliza equilibradores de carga y mecanismos de conmutación por error independientes de la nube para obtener una alta disponibilidad en los distintos proveedores de nube.

 

B. Implementar arquitecturas nativas de la nube en entornos multinube:

 

  • Contenedores: aprovecha Docker y Kubernetes para una implementación de aplicaciones homogénea a través de los distintos proveedores de nube.
  • Sin servidores: utiliza plataformas sin servidores, como AWS Lambda, Azure Functions y Google Cloud Functions, para disponer de componentes escalables y basados en eventos que abstraigan las complejidades de la infraestructura.
  • Puertas de enlace de API: gestiona y protege las API a través de varias nubes con puertas de enlace de API nativas de la nube, que ofrecen características como la limitación de velocidad y el almacenamiento en caché.
  • Escalación automática: implementa políticas de escalación automática para ajustar los recursos en función de las demandas de las cargas de trabajo, aprovechando las funcionalidades de los proveedores de multinube.
  • Observabilidad y supervisión: obtén información con herramientas de observabilidad nativas de la nube, como Prometheus, Grafana y servicios específicos de los proveedores, para solucionar problemas en un entorno multinube.

 

C. Aprovechar la contenedorización y la computación sin servidores para la portabilidad:

 

  • Organización de contenedores: utiliza Kubernetes para gestionar aplicaciones contenedorizadas de forma homogénea a través de varios proveedores de nube e infraestructura local.
  • Funciones sin servidor: utiliza marcos para desarrollar e implementar funciones sin servidor de forma independiente al proveedor.
  • Infraestructura como código: define y gestiona recursos de nube de forma homogénea con herramientas de infraestructura como código, como Terraform y AWS CloudFormation, a través de diferentes nubes.
  • Pipelines de CI/CD a través de varias nubes: automatiza la implementación con pipelines de CI/CD utilizando herramientas como Jenkins, Travis CI y GitLab CI/CD.
  • Supervisión y seguimiento: garantiza unas soluciones homogéneas de supervisión y seguimiento con herramientas de código abierto como Jaeger y Zipkin, que funcionan en diversos entornos de nube.

 

Al seguir estas estrategias, las organizaciones pueden crear aplicaciones altamente portables y resilientes, capaces de ejecutarse de forma fluida a través de varios proveedores de nube en un entorno multinube, maximizando la flexibilidad y capacidad de adaptación.

Seguridad y cumplimiento en la multinube

A. Consideraciones y desafíos de la seguridad multinube:

 

  • Seguridad de datos: garantiza el cifrado de datos en tránsito y en reposo en todos los proveedores de nube para evitar infracciones.
  • Gestión de identidades y acceso: gestiona la complejidad del acceso con el control de acceso basado en roles (RBAC) y la mayoría de las prácticas de acceso con privilegios menores.
  • Seguridad de red: implementa cortafuegos, detección de intrusión y redes privadas virtuales para configuraciones de red segura.
  • Inicio de sesión y supervisión: centraliza los registros y utiliza sistemas SIEM para la detección de amenazas en tiempo real.
  • Automatización de la seguridad: automatiza las políticas de seguridad con herramientas de configuración.
  • Respuesta a incidencias: desarrolla un plan de respuesta a incidencias multinube con roles y responsabilidades claramente definidos.

 

B. Gestión de identidades y accesos (IAM) en una configuración multinube:

 

  • Federación de gestión de identidades y accesos: crea relaciones de confianza entre el proveedor de identidad y los proveedores de nube.
  • Control de acceso basado en roles (RBAC): define roles y permisos homogéneos en todas las nubes.
  • Soluciones IAM en distintas nubes: explora soluciones de gestión de identidades y accesos para una gestión centralizada.
  • Autenticación multifactor (MFA): aplica la autenticación multifactor para mejorar la seguridad y contar con cuentas increíblemente confidenciales.
  • Auditorías y análisis regulares: audita las políticas IAM y los controles de acceso con regularidad.

 

C. Implicaciones del cumplimiento y las regulaciones para implementaciones multinube:

 

  • Residencia y soberanía de los datos: cumple la legislación sobre residencia y soberanía de los datos seleccionando regiones de nubes que cumplan los requisitos aplicables.
  • Cifrado de datos: cifra los datos en tránsito y en reposo, y mantén el control sobre las claves de cifrado.
  • Auditoría y elaboración de informes: implementa mecanismos de auditoría y elaboración de informes para el cumplimiento específico del sector.
  • Retención de datos: aplica políticas de retención de datos y elimínalos adecuadamente.
  • Cumplimiento como código: utiliza la infraestructura como código y la gestión de configuración para obtener un cumplimiento homogéneo.
  • Auditorías de terceros: recurre a auditores externos para validar el cumplimiento.
  • Documentación y formación: mantén una documentación de cumplimiento completa y proporciona formación para las partes interesadas.

 

La planificación exhaustiva de la seguridad y el cumplimiento resultan críticos para disfrutar de operaciones multinube seguras, al reducir los riesgos y garantizar la observación de las normativas a través de varios entornos de nube.

Optimización de costes de la multinube

A. Gestión de costes de la multinube:

 

  • Visibilidad de costes: utiliza paneles y herramientas de gestión de costes de la nube para hacer el seguimiento de los gastos.
  • Etiquetado de recursos: etiqueta los proyectos, equipos y departamentos para categorizarlos y asignarles gastos. Esto simplifica la identificación del origen de los costes.
  • Asignación de costes: asigna con precisión los gastos a las divisiones o los proyectos de la empresa para mejorar la transparencia.
  • Presupuestos: establece presupuestos para cada proveedor de nube y realiza el seguimiento de los gastos. Pueden establecerse alertas para avisarte cuando los gastos superen los umbrales.
  • Atribución de costes: identifica los servicios y recursos que generan costes. Optimiza o retira los recursos no utilizados.
  • Dimensionamiento: supervisa la utilización de recursos y dimensiona las instancias y los servicios para adaptarlos a la carga de trabajo. Numerosos proveedores de nube proporcionan soluciones de dimensionamiento.

 

B. Comparación de costes de proveedores de nube:

 

  • Análisis del coste total de la propiedad (TCO): compara los gastos de las cargas de trabajo en distintos proveedores de nube a largo plazo. Considera los gastos de computación, almacenamiento, transporte de datos y soporte.
  • Calculadoras de coste de la nube: las empresas de nube ofrecen calculadoras de costes en línea para evaluar los gastos que suponen las cargas de trabajo en sus sistemas. Compara los costes de configuración utilizando estas calculadoras.
  • Proyectos piloto: utiliza distintas plataformas de nube para recopilar datos de costes reales y evaluar el rendimiento y presupuesto de cada proveedor.
  • Herramientas de análisis de costes de terceros: las herramientas de análisis de costes de terceros pueden proporcionar comparaciones completas de costes de los proveedores de nube.

 

C. Optimización de costes de la multinube:

 

  • Instancias reservadas: invierte en instancias reservadas o planes de ahorro para recortar gastos en cargas de trabajo predecibles y recurrentes. Adapta los tipos de instancias y términos a tus requisitos. 
  • Instancias puntuales: para cargas de trabajo que puedan soportar disrupciones, utiliza instancias puntuales o máquinas virtuales prescindibles. Resultan mucho más económicas que las instancias bajo demanda.
  • Escalación automática: implementa políticas de escalación automática para ajustar los recursos automáticamente en función de la demanda de las cargas de trabajo. Ahorra dinero reduciendo los recursos si disminuye el uso.
  • Identificación de recursos inactivos: evalúa recursos inactivos o infrautilizados empleando técnicas de automatización y supervisión. Automatiza los apagados o las suspensiones.
  • Optimización de transferencia de datos: considera los gastos de la transferencia de datos en la región del proveedor de nube. Utiliza redes de entrega de contenido (CDN) o formatos de datos comprimidos para optimizar su transporte.
  • Políticas de ciclo de vida de los recursos: automatiza la eliminación de datos y recursos tras un plazo determinado.
  • Gobernanza de costes: implementa reglas de gobernanza de costes para exigir responsabilidades a los equipos por el gasto en nube y sigue las mejores prácticas para la optimización de costes.
  • Uso de computación sin servidores: adopta la computación sin servidores cuando sea aplicable. Los servicios sin servidores resultan rentables para cargas de trabajo basadas en eventos y eliminan la necesidad de gestionar infraestructuras.
  • Utiliza servicios nativos de la nube que proporcionen precios de pago por consumo y escalabilidad automática.
  • Análisis regulares: analiza y mejora continuamente tu entorno multinube. Los proveedores de nube crean nuevos servicios y métodos de precios. Por ello, mantenerse al día resulta crucial.

 

La gestión y optimización de costes en entornos multinube requiere una atención continua. Al supervisar las estrategias de optimización de costes, las organizaciones pueden maximizar el valor que obtienen de sus inversiones en la multinube al tiempo que minimizan los gastos innecesarios.

Gestión de datos en la multinube

La gestión de datos en la multinube: la gestión de datos en un contexto multinube representa un aspecto complejo, aunque esencial, de la estrategia de computación en la nube. Gestionar datos de forma efectiva a través de varios proveedores de nube requiere una planificación cuidadosa, estrategias fiables, así como diversas herramientas y tecnologías. Estas son algunas consideraciones y mejores prácticas importantes para la gestión de datos en un entorno multinube:

 

A. Migración y replicación de datos a través de la multinube:

 

  • Asegura la compatibilidad de los datos entre proveedores de nube que utilicen estándares abiertos.
  • Utiliza las herramientas de los proveedores de nube o de terceros para una transferencia de datos eficiente.
  • Implementa la replicación de datos para obtener homogeneidad entre regiones de nube.
  • Utiliza redes de entrega de contenido (CDN) para reducir la necesidad de migrar datos.
  • Explora opciones de nube híbrida para lograr un movimiento de datos fluido.

 

B. Copia de seguridad de datos y recuperación ante desastres en entornos multinube:

 

  • Realiza copias de seguridad de los datos en varios proveedores de nube para obtener redundancia.
  • Crea copias de seguridad utilizando snapshots y replicación entre regiones.
  • Considera soluciones de copia de seguridad de nube a nube para procedimientos especializados.
  • Desarrolla un plan de recuperación ante desastres completo y pruébalo con regularidad.
  • Aplica políticas de retención de datos de conformidad con las regulaciones.

 

C. Cumplimiento y gobernanza de datos en una configuración multinube:

 

  • Clasifica datos en función de su confidencialidad y aplica cifrado y controles de acceso.
  • Implementa el cifrado para datos en reposo y en tránsito.
  • Habilita la auditoría y la supervisión para realizar el seguimiento del acceso a los datos y los cambios realizados.
  • Aplica el control de acceso basado en roles (RBAC) y de acceso de menor privilegio.
  • Realiza evaluaciones de cumplimiento con regularidad y observa las políticas de gobernanza de datos.
  • Garantiza el cumplimiento de la soberanía de los datos en distintas regiones.
  • Facilita la portabilidad de los datos al tiempo que mantienes la integridad y el cumplimiento.
  • Define políticas de gestión del ciclo de vida para la creación, el uso, el archivo y la eliminación de datos.

 

La gestión de datos en un entorno multinube requiere una planificación cuidadosa y la observación de los principios de gobernanza y cumplimiento de los datos. Al considerar las sugerencias anteriores, las organizaciones pueden asegurarse de que sus datos se mantengan accesibles, seguros y en cumplimiento de las normativas aplicables a través de sus diversos proveedores de nube.

Rendimiento y escalabilidad en la multinube

A. Equilibrio de cargas y escalación automática:

 

  • Equilibrio de cargas: utiliza equilibradores de cargas para distribuir el tráfico de forma homogénea a través de las regiones y los proveedores de nube para obtener cargas de trabajo con capacidad de respuesta.
  • Equilibradores de cargas globales: optimiza los tiempos de respuesta con equilibradores de cargas globales, que encaminen el tráfico a la instancia en buen estado más cercana.
  • Escalación automática: ajusta instancias automáticamente sobre la base de la carga de trabajo para gestionar el aumento del tráfico con escalación horizontal.
  • Equilibrio de cargas a través de varias nubes: distribuir el tráfico a través de varios proveedores garantiza la redundancia y la disponibilidad de los servicios si se producen interrupciones de la nube.

 

B. Alta disponibilidad y tolerancia a fallos:

 

  • Implementación multirregión: implementa en varias regiones para obtener una alta disponibilidad y reducir el riesgo de que se produzcan tiempos de inactividad.
  • Conmutación por error y redundancia: configura la conmutación por error y la redundancia a nivel tanto de las aplicaciones como de la infraestructura, e incluye estrategias multinube.
  • Activo-Activo y Activo-Pasivo: considera activo-activo para una distribución homogénea y activo-pasivo para la conmutación por error a modo en espera.
  • Comprobaciones de estado y supervisión: detecta y responde a fallos con rapidez con comprobaciones de estado y supervisión que inicien la conmutación por error automatizada.
  • Planificación de recuperación ante desastres: desarrolla y prueba planes de recuperación que abarquen escenarios específicos de la nube y multinube, con copia de seguridad de datos en varias ubicaciones.

 

C. Supervisión y optimización del rendimiento:

 

  • Herramientas de supervisión: utiliza herramientas nativas de la nube para supervisar el rendimiento de las aplicaciones y el uso de los recursos.
  • Supervisión unificada: considera soluciones de supervisión adecuadas para obtener una vista única del rendimiento multinube.
  • Estudios comparativos de rendimiento: realiza estudios comparativos regulares del rendimiento para encontrar áreas de mejora.
  • Perfiles de aplicaciones: identifica los cuellos de botella del rendimiento con herramientas de creación de perfiles y optimiza tanto el código como las configuraciones.
  • Redes de entrega de contenido (CDN): reduce la latencia con redes de entrega de contenido para la distribución de contenido global.
  • Optimización de contenido: optimiza contenido para reducir tiempos de carga utilizando herramientas de optimización.
  • Optimización de bases de datos: ajusta las bases de datos e implementa estrategias de almacenamiento en caché e indexado.
  • Concesiones entre coste y rendimiento: evalúa el coste frente al rendimiento para mejorar la selección de recursos, teniendo en cuenta los gastos asociados.

 

Al tener en cuenta todas las sugerencias, las organizaciones pueden garantizar que sus implementaciones multinube dispongan de capacidad de respuesta, sean fiables y consigan escalar para responder a las demandas de sus usuarios. Simultáneamente, podrán minimizar el tiempo de inactividad y los cuellos de botella de rendimiento.

Interoperatividad y estandarización entre nubes

A. Desafíos de la interoperatividad:

 

  • Variedad de API: gestionar recursos de forma homogénea a través de las nubes resulta complicado, debido a la variedad de API e interfaces.
  • Portabilidad de los datos: garantizar la compatibilidad de los datos entre nubes es una tarea compleja, a consecuencia de las diferencias entre formatos, tipos de almacenamiento y servicios.
  • Organización: coordinar flujos de trabajo a través de varias nubes con herramientas de organización diferentes resulta complicado.
  • Dependencia del proveedor: evitar la dependencia del proveedor resulta difícil, dado que los servicios propietarios pueden obstaculizar la migración de cargas de trabajo.

 

B. Iniciativas y estándares del sector:

 

  • Estándares de la nube: el Instituto nacional de estándares y tecnología (NIST) define los estándares de computación en la nube para la interoperatividad y las mejores prácticas.
  • Cloud Native Computing Foundation (CNCF): la fundación CNCF promueve tecnologías nativas de la nube y herramientas como Kubernetes para la implementación multinube.
  • Open Container Initiative (OCI): la OCI establece los estándares de los contenedores para la portabilidad a través de proveedores de nube.
  • OpenStack: ofrece interoperatividad y portabilidad para desarrollar nubes híbridas y privadas. 

 

C. Comunicación y transferencia de datos entre nubes:

 

  • Interconexiones directas: los proveedores de nube ofrecen conexiones dedicadas para unas comunicaciones seguras de alta velocidad.
  • Redes privadas virtuales: protege los canales de comunicación entre recursos locales y en la nube, así como entre proveedores de nube.
  • Integración de API: interacción e integración programática de servicios entre distintos proveedores.
  • Servicios de transferencia de datos: los servicios como AWS DataSync y Azure Data Box facilitan el traslado seguro de datos entre nubes.

 

Unas estrategias eficaces de adopción y comunicación entre nubes simplifican el uso de la multinube. Además, ayudan a las organizaciones a aprovechar sus ventajas mientras abordan los desafíos

Gestionar la gobernanza y el cumplimiento en la multinube

A. Establecer marcos de gobernanza:

 

  • Definición de políticas: define políticas de gobernanza claras que cubran la seguridad, el control de acceso, la gestión de datos y el control de costes.
  • Control de acceso basado en roles (RBAC): implementa el control de acceso basado en roles conforme a las políticas de gobernanza.
  • Etiquetado de recursos: aplica el etiquetado de recursos para la asignación de costes y el seguimiento del cumplimiento.
  • Estándares de cumplimiento: alinea la gobernanza con los estándares y regulaciones de cumplimiento relevantes.
  • Gestión del cambio: establece procesos de aprobación y documentación para los cambios.
  • Supervisión y aplicación: utiliza herramientas automatizadas para homogeneizar las políticas.

 

B. Gestión y auditoria de cumplimiento:

 

  • Supervisión continua: implementa comprobaciones de cumplimiento continuas.
  • Pistas de auditorías: mantén registros de actividad detallados.
  • Auditorías regulares: realiza auditorías de cumplimiento.
  • Documentación: mantén registros de cumplimiento completos.
  • Respuesta a incidentes: desarrolla procedimientos para las infracciones de cumplimiento.
  • Protección de datos: cifra y protege los datos confidenciales.

 

C. Integración de gobernanza multinube:

 

  • Alineación: alinéate con una gobernanza de TI más amplia.
  • Apoyo ejecutivo: obtén el apoyo del liderazgo.
  • Colaboración: fomenta el trabajo en equipo entre las unidades de negocio, TI y cumplimiento.
  • Formación: proporciona formación para la divulgación de la gobernanza.
  • Comentarios: recopila los comentarios de las partes interesadas para introducir mejoras.
  • Análisis y actualizaciones: adapta las políticas a la evolución de los requisitos.

 

Una gobernanza y un cumplimiento multinube eficaces requieren marcos estructurados, supervisión, integración y mejora continua.

Tendencias e innovaciones futuras en la multinube

A. Estrategias de computación en el extremo y multinube distribuida:

 

  • Nubes en el extremo: las organizaciones adoptarán multinubes más cerca de los dispositivos de extremo para un IoT de baja latencia y las aplicaciones en el extremo.
  • Nubes distribuidas: los proveedores de nube extenderán la infraestructura a varias ubicaciones para mejorar el rendimiento y la resiliencia.
  • Integración 5G: las redes 5G impulsarán las soluciones multinube para la computación en el extremo, lo que beneficiará a la realidad aumentada, la realidad virtual y los vehículos autónomos.

 

B. Gestión y optimización de la multinube impulsada por la IA:

 

  • Optimización de costes: la inteligencia artificial y el aprendizaje automático optimizarán los costes de la multinube gracias al uso, el análisis y la consolidación de recursos.
  • Optimización del rendimiento: los análisis de inteligencia artificial optimizarán el rendimiento de la multinube, ajustando recursos en función de la demanda.
  • Seguridad y cumplimiento: la inteligencia artificial mejorará la detección de amenazas, la supervisión del cumplimiento y las operaciones de nube autónomas.

 

C. Avances en las herramientas y plataformas multinube:

 

  • Plataformas de gestión: las plataformas de gestión multinube serán más completas para el aprovisionamiento y la optimización.
  • Soluciones entre nubes: las herramientas para la comunicación y transferencia de datos fluida entre nubes simplificarán las arquitecturas multinube.
  • Integración: las soluciones para integrar entornos de nube híbrida y multinube aumentarán su predominancia.
  • Organización de contenedores y sin servidor: las herramientas de organización avanzadas gestionarán arquitecturas complejas a través de distintos proveedores de nube.
  • Herramientas de gestión de extremo: surgirán herramientas especializadas para la gestión de la computación en el extremo.
  • Esfuerzos de estandarización: los estándares del sector para la gestión multinube proporcionarán directrices y mejores prácticas.

 

La computación multinube evolucionará con una especial atención puesta en la computación en el extremo, la gestión impulsada por la IA, las herramientas avanzadas y los esfuerzos de estandarización continuados, que permitirán una gestión eficaz y segura en un entorno de nube complejo.

¿Por qué las empresas usan un planteamiento multinube?

Los entornos multinube ofrecen varias ventajas, aunque su auténtico valor depende de los objetivos de la organización. Entre las ventajas potenciales se incluyen una mayor flexibilidad, reducción de riesgos, acceso a tecnología cara sin tener que realizar desembolsos de capital y alta disponibilidad, entre otras. Cada una de ellas se explica en detalle a continuación:

  • Flexibilidad: una infraestructura modular flexible ayuda a las empresas a desarrollar software en menos tiempo, adaptarse rápidamente a los cambios en la demanda y a pagar solo por lo que consuman. También permite a las empresas beneficiarse rápidamente de los avances tecnológicos, seleccionar distintos tipos de proveedores para combinar sus servicios y crear aplicaciones más personalizadas y que proporcionan una ventaja competitiva.
  • Resiliencia: mediante el uso de varias nubes, las empresas limitan su exposición a un único proveedor, lo que reduce el riesgo de fallos en la prestación de servicios o de seguridad. Cuando falla una de las nubes, los servicios del resto de proveedores siguen funcionando, por lo que la empresa puede seguir operando. Gracias a estas redundancias, las organizaciones disfrutan de un sistema de respaldo siempre activo y altamente escalable para sus datos, flujos de trabajo y sistemas.
  • Costes: al utilizar recursos como servicio, las empresas pueden evitar los desembolsos de capital y tener que aumentar el personal contratado para reducir los gastos de la gestión de datos. Y ahora que estos proveedores de servicios absorben los gastos de mantenimiento y mejora, las empresas pueden dedicar más recursos al diseño de más o nuevos productos y servicios sin tener que aumentar el personal que se encarga de su gestión.
  • Disponibilidad/rendimiento: una vez que se ha identificado una nueva solución o servicio, un proveedor de nube puede ponerlo en marcha y ejecutarlo casi instantáneamente, comparado con los grandes plazos de espera de los entornos locales. Además, implementar cargas de trabajo en nubes más cercanas a donde se encuentran los usuarios permite maximizar los tiempos de respuesta y mantener una gran visibilidad.
  • Innovación: con un entorno multinube, las empresas pueden desarrollar nuevos y mejorados productos y servicios, crear modelos de negocio innovadores y generar nuevas fuentes de ingresos.
  • Soberanía de los datos: las normativas, legislación y políticas corporativas pueden necesitar que los datos se alojen físicamente en una región o país determinado. Las organizaciones pueden usar una solución multinube para ubicar el almacenamiento de datos en las zonas que indica la normativa.

¿Cuál es la diferencia entre multinube y nube híbrida?

La diferencia principal entre multinube y nube híbrida es que la nube híbrida consiste en distintos tipos de nube (como pública o privada y local o externa), mientras que la multinube incluye diferentes proveedores de servicios. Elegir entre estos dos modelos de nube depende de las necesidades informáticas de la organización.

Nube híbrida

En realidad, una nube híbrida es solo un objeto que aglutina los distintos entornos de la nube pública y privada. Los dos se integran juntos y actúan como una unidad. La nube pública y privada comparten recursos y permiten mover cargas de trabajo desde una a la otra en función de las fluctuaciones en la demanda.

Entorno multinube

Trabajar dentro de un entorno multinube es bastante complejo. Básicamente, es como resolver un rompecabezas con muchísimas piezas. Una empresa puede decidir cuáles son los componentes que mejor funcionan para sus requisitos e integrarlos o no, en función de sus objetivos. Aunque esto puede suponer todo un reto, una vez que el entorno ha quedado configurado, tu organización disfrutará de las ventajas de una mejor utilización de los recursos, resiliencia y una reducción potencial de los costes.

¿Cómo se usan los entornos multinube?

Las organizaciones obtienen diversos beneficios de usar entornos multinube, como escalabilidad y personalización, recuperación ante desastres, desarrollo de aplicaciones y gestión de los servicios internos de la «TI invisible». Aquí tenemos unos cuantos ejemplos:

SNP, el principal proveedor polaco de servicios SAP, amplió la oferta de servicios para sus clientes gracias a los servicios avanzados de almacenamiento que se ofrecen en la plataforma desde el extremo hasta la nube HPE GreenLake. La plataforma de HPE GreenLake proporcionó una solución multinube que mejoraba la disponibilidad del almacenamiento integrado de SNP, a la vez que garantizaba la continuidad del negocio y de las operaciones para sus clientes europeos.

El equipo jurídico más grande del mundo, Garrigues, necesitaba una solución económica que les proporcionase agilidad y escalabilidad para superar los picos en la demanda con la misma velocidad, fiabilidad y rendimiento que exigía la empresa para consultar al instante cualquiera de sus 70 millones de documentos. Los servicios de nube HPE GreenLake supusieron un antes y un después para ellos. El servicio multinube permitió una enorme capacidad de procesamiento a un coste fijado de antemano.

Un proveedor de infraestructura de TI como servicio ofrece una nube privada de primera categoría a empresas medianas y grandes para escalar sus aplicaciones a nivel mundial. Puesto que querían asegurar una disponibilidad constante con un gran rendimiento de las aplicaciones y una buena calidad de servicio para el usuario final, blueApache tenía problemas para predecir cuáles iban a ser sus necesidades de hardware, lo que muchas veces provocaba que tuviesen más capacidad informática de la necesaria. Usar HPE GreenLake para administrar su infraestructura de la nube les ha permitido escalar de una manera flexible y económica, con lo que han conseguido reducir los plazos hasta la obtención de beneficios y reducir los gastos iniciales.

Una importante empresa de seguros de vida, YF Life, quería ser capaz de desarrollar nuevos productos y servicios e impulsar las eficiencias de sus procesos. Otro factor fundamental para ellos era poder controlar con rigurosidad el cumplimiento de la normativa y actuar conforme a las legislaciones relacionadas con la soberanía de los datos. Estas necesidades les condujeron hasta HPE GreenLakeHPE PointnextHPE OneViewHPE GreenLake Central. Con estas soluciones de HPE, YF Life fue capaz de reducir sus costes totales de propiedad (TCO) en cerca de un 35 %, hacer posible la puesta en marcha de nuevas soluciones de póliza electrónica y tener una visión más clara de los gastos informáticos.

HPE y la multinube

Como empresa con un dilatado liderazgo en innovación tecnológica, HPE ofrece todo un conjunto de productos y servicios para gestionar fácilmente entornos multinube y mejorar la protección y disponibilidad de los datos. Con HPE, los clientes pueden diseñar su propia estrategia para la nube, implementar entornos multinube y optimizar sus costes y operaciones mediante el uso de modelos de consumo.

La plataforma desde el extremo hasta la nube HPE GreenLake proporciona las eficiencias operativas y la agilidad que necesitas, además de gobernanza, cumplimiento normativo y visibilidad, todo en un contrato de servicio de pago por consumo. Con nuestra plataforma de nube, puedes ampliar rápidamente tu infraestructura para disponer de flexibilidad financiera, preservar el flujo de efectivo, controlar el gasto y reducir los costes derivados del sobreaprovisionamiento de recursos.

Además, HPE GreenLake ofrece servicios multinube y para cargas de trabajo para ayudarte a conseguir mayor valor de negocio, control y capacidad de adaptación. Para maximizar el uso de recursos y la gestión del gasto, puedes visualizar en un único lugar el uso y costes agregados generados en la multinube con la visibilidad que necesitas para gestionar cada detalle.

Además, HPE GreenLake ofrece servicios de datos de nube para ayudar a sus clientes a proteger sus datos y obtener conocimientos prácticos en muy poco tiempo, desde el extremo hasta la nube. Nuestros suscriptores son capaces de recuperarse en cuestión de minutos de ciberataques, ransomware y otras interrupciones imprevistas de la actividad, recuperando el estado original de los datos a como estaba segundos antes de producirse el ataque o interrupción.

Los clientes pueden usar la plataforma de nube HPE GreenLake para contratar los mejores servicios de almacenamiento inteligente del sector. Gracias a la tecnología de análisis predictivo de HPE InfoSight, puedes ejecutar tus aplicaciones para tareas cruciales dentro de un entorno de datos seguro, ágil y siempre en funcionamiento.