Computación en la nube

¿Qué es la computación en la nube?

La computación en la nube es un modelo de entrega donde el almacenamiento, los servidores, las aplicaciones y otros elementos se entregan por Internet. Se entrega bajo demanda como servicio, en general como pago por consumo. «La nube» no es un lugar físico, sino un método de gestión de recursos de TI que sustituye principalmente las máquinas locales y los centros de datos privados. En el modelo de computación en la nube, los usuarios acceden a los recursos virtuales de computación, red y almacenamiento que están disponibles en línea a través de un proveedor remoto. En lugar de tener que comprar y mantener una computación extensiva, almacenamiento y otra infraestructura de TI, como también tener experiencia interna disponible para la gestión de estos equipos, gran parte de esta responsabilidad, en cambio, le corresponde al proveedor de servicios de nube.

El paso hacia la nube

Antes de que estuviera disponible la computación en la nube , las empresas debían almacenar todos sus datos en su propio equipo interno, que luego tenían que gestionar y mantener. Si un negocio necesitaba de repente más capacidad, por ejemplo, por un lanzamiento de nuevo producto o un aumento imprevisto de pedidos, debía comprar e instalar nuevo hardware, software e Infraestructura de red. El agotador proceso con frecuencia limitaba las oportunidades empresariales.

Soluciones, productos o servicios relacionados de HPE

Aprovisionamiento y escalabilidad instantáneos

En la actualidad, los recursos de computación en la nube se pueden aprovisionar al instante por Internet y ofrecen la capacidad de escalarse con facilidad, según las necesidades. Las empresas entonces pagan solo los recursos que consumen, a medida que los consumen, en general una vez al mes, sin necesidad de preocuparse por la gestión de la capacidad, las actualizaciones de hardware u otras tareas de mantenimiento y gestión.

Computación en la nube para medianas y grandes empresas

A. Adopción de la nube en empresas

Ventajas y desafíos de la adopción de la nube en grandes organizaciones:

Ventajas:

  •  Rentabilidad: los modelos de pago por consumo reducen los gastos de infraestructura para las grandes empresas.
  •  Escalabilidad elástica: los servicios de nube permiten a las empresas adaptarse rápidamente cuando cambian sus necesidades de recursos.
  •  Flexibilidad: las soluciones de nube te permiten elegir y personalizar recursos.
  •  Alcance global: los proveedores de nube tienen una huella global, que permite a las empresas crecer rápidamente en todo el mundo.
  •  Innovación: tecnología y servicios de vanguardia sin costes de I+D.

 

Desafíos:

  •  Preocupaciones por la seguridad: las brechas de datos y las amenazas de ciberseguridad representan una preocupación importante.
  •  Privacidad de los datos: las corporaciones multinacionales encuentran complicados los requisitos de la protección de datos.
  •  Sistemas antiguos: la integración de sistemas locales constituye un desafío.
  •  Dependencia del proveedor: cambiar de proveedor de nube resulta costoso y complicado.
  •  Gestión de costes: sin supervisión, los costes de la nube pueden dispararse.

 

Integrar la nube con la infraestructura de TI existente:

  •  Nube híbrida: se combinan recursos locales y de la nube para crear una infraestructura híbrida.
  •  Integración de API: creación de potentes API para facilitar la conectividad de nube local.
  •  Estrategias de movimiento de datos: se planifica el movimiento de datos para evitar pérdidas o tiempos de inactividad.
  •  Gestión de identidades y acceso (IAM): inicio de sesión único para un control de acceso fluido.

 

Gobernanza y gestión de la nube en empresas:

  •  Centro de excelencia (CoE) de la nube: un equipo especializado para la gobernanza, las mejores prácticas y la estrategia para la nube.
  •  Optimización de costes: supervisión y control del gasto en la nube con reglas y herramientas de gestión de costes.
  •  Marcos de cumplimiento: cumplimiento específico del sector y gobernanza interna.
  •  Etiquetado de recursos: se etiquetan adecuadamente los recursos de nube para el seguimiento y la asignación de costes.
  •  Supervisión continua: se comprueban el cumplimiento y la seguridad de la infraestructura de la nube.

B. Seguridad en la nube y cumplimiento en entornos empresariales

Mejores prácticas de seguridad empresarial para la nube:

  •  Gestión de identidades y acceso (IAM): implementa políticas y controles de acceso fiables de IAM.
  •  Cifrado de datos: utiliza métodos estándares del sector para cifrar datos en tránsito y en reposo.
  •  Supervisión de la seguridad: utiliza detección de intrusiones en tiempo real.
  •  Reparaciones de seguridad: aplica correcciones de seguridad a los recursos y sistemas operativos de la nube con regularidad.
  •  Plan de respuesta a incidentes: desarrolla un plan completo para responder a los incidentes de seguridad.

 

Grandes organizaciones y cumplimiento regulatorio:

  •  Regulaciones de privacidad de los datos: sigue la normativa del RGPD, HIPAA, CCPA y demás legislación aplicable.
  •  Estándares específicos del sector: asegúrate de que el procesamiento de pagos cumpla la normativa PCI DSS.
  •  Auditoría y elaboración de informes: mantén registros e informes para demostrar el cumplimiento a auditores y autoridades.

 

Respuesta a incidentes y gestión de riesgos de la nube:

  •  Evaluación de riesgos: evalúa los riesgos del servicio de nube.
  •  Detección de incidentes: utiliza tecnologías y métodos para detectar incidentes de seguridad con rapidez.
  •  Plan de respuesta a incidentes: crea y prueba periódicamente un plan de respuesta a incidentes para limitar el efecto de las brechas de seguridad.
  •  Estudios forenses y análisis: evalúa la amplitud y el efecto de los eventos de seguridad.

La adopción y seguridad de la nube en la empresa debe combinar las ventajas de la nube con sólidos procedimientos de seguridad y cumplimiento. Un sistema de nube seguro que cumple las normativas aplicables requiere supervisión, auditorías y un desarrollo continuo.

Computación en la nube para desarrolladores

A. Desarrollo de aplicaciones nativas de la nube

 

Diseñar aplicaciones nativas de la nube:

  •  Arquitectura de microservicios: se separan las aplicaciones en pequeños servicios independientes que se pueden crear, implementar y escalar.
  •  Sin estado: lograr que las aplicaciones operen en arquitecturas sin estado permite la escalación horizontal y la tolerancia a fallos.
  •  Enfoque basado en API: unas API adecuadamente definidas para la comunicación de microservicios.
  •  Contenedorización: se empaquetan aplicaciones y sus dependencias en contenedores como Docker para proporcionar homogeneidad a través de los entornos.

 

Aprovechar microservicios y contenedores:

  •  Microservicios: sus ventajas incluyen la agilidad, la escalabilidad y la posibilidad de emplear varias tecnologías para cada microservicio.
  •  Contenedores: portátiles, aislados y ligeros, para implementación y escalabilidad.
  •  Kubernetes automatiza la implementación, la escalabilidad y la administración de contenedores.
  •  Computación sin servidores y función como servicio (FaaS): los proveedores de nube mantienen infraestructura para aplicaciones sin servidor, de modo que los desarrolladores pueden centrarse en el código.
  •  Funciones: código iniciado por eventos (AWS Lambda, Azure Functions).
  •  Ventajas: rentabilidad, escalación automática y menos sobrecarga de las operaciones.

B. DevOps y entrega continua en la nube

 

Integrar DevOps con el desarrollo en la nube:

  •  Colaboración: se fomenta la colaboración entre equipos de desarrollo y operaciones.
  •  Infraestructura como código (IaC): se gestiona la infraestructura utilizando código para lograr homogeneidad y control de versiones (Terraform, CloudFormation).
  •  Automatización: se automatizan tareas repetitivas, implementaciones y pruebas para mejorar la eficacia.
  •  Supervisión y comentarios: se configuran bucles de retroalimentación y supervisión para garantizar el desarrollo continuo.

 

Pipelines de integración continua e implementación continua (CI/CD):

  •  Integración continua (CI): diseño, prueba y verificación automática de código almacenado en repositorios.
  •  Implementación continua (CD): automatización de la implementación de código en los entornos de desarrollo, montaje y producción después de las pruebas de CI.
  •  Organización de pipeline: creación y gestión de pipelines de CI/CD con tecnologías como Jenkins, Travis CI o GitLab CI/CD.
  •  Infraestructura inmutable: implementación de nueva infraestructura para cada cambio, a fin de garantizar la homogeneidad y la fiabilidad.

 

Automatización de las pruebas de la nube y la implementación:

  •  Pruebas automatizadas: pruebas de unidad, integración y globales para garantizar la calidad y fiabilidad del código.
  •  Estrategias de implementación: las implementaciones azul-verde, releases de tipo canary y feature flags reducen el tiempo de inactividad y el riesgo.
  •  Automatización de infraestructura: aprovisionamiento y configuración de recursos de la nube durante la implementación.
  •  Planes de reversión: métodos de reversión automatizada para recuperarse rápidamente de los problemas de implementación.

Los desarrolladores de nube deben utilizar enfoques de desarrollo nativos de la nube que enfaticen la escalabilidad, agilidad y automatización. Los pipelines de DevOps y CI/CD aceleran el desarrollo y la implementación, al tiempo que garantizan la fiabilidad y resiliencia de la aplicación nativa de la nube.

Ventajas de la computación en la nube

La computación en la nube ofrece numerosas ventajas para las personas, las empresas y las organizaciones. Algunas de las ventajas críticas de la computación en la nube incluyen las siguientes:

 

Rentabilidad:

  • Elimina los costes iniciales de hardware.
  • Pago por consumo para la optimización de costes.

 

Escalabilidad:

  • Recursos elásticos para un rendimiento óptimo.
  • Alcance global para facilitar la expansión y la redundancia.

 

 Flexibilidad:

  • Varios recursos de computación y rapidez de implementación.
  • Reducir el tiempo de comercialización.

 

Fiabilidad y alta disponibilidad:

  • Redundancia y copia de seguridad de datos automática.
  • Garantiza la tolerancia a fallos.

 

Seguridad:

  • Control de acceso y certificaciones estándares del sector.
  • Existen servicios de seguridad adicionales disponibles.

 

Colaboración y accesibilidad:

  • Acceso en cualquier momento y lugar.
  • Herramientas de colaboración basadas en la nube.

Actualizaciones y mantenimiento automáticos:

  • Los proveedores de nube gestionan las actualizaciones y el mantenimiento.
  • Mejora continua sin intervención del usuario.

 

Continuidad del negocio y recuperación ante desastres:

  • Servicios de recuperación y redundancia de datos.
  • Minimiza el tiempo de inactividad y la pérdida de datos.

 

Ventajas medioambientales:

  • Centros de datos con eficiencia energética.
  • El uso compartido de recursos reduce el consumo de energía.

 

Innovación y ventaja competitiva:

  • Acceso a tecnología de vanguardia.
  • Atención centrada en el negocio principal, al tiempo que se deja la gestión de infraestructura en manos de expertos.

 

Análisis y procesamiento de Big Data:

  • Servicios escalables de análisis e inteligencia artificial.

 

Cumplimiento y regulación:

  • Soporte de cumplimiento para regulaciones específicas del sector.

 

Transparencia de costes:

  • Informes de costes detallados para optimizar el gasto.

 

La computación en la nube constituye una parte fundamental de la infraestructura de TI moderna que ofrece eficacia, innovación y competitividad para empresas y personas.

Las organizaciones deben planificar con cuidado sus estrategias de adopción para abordar estos desafíos, invertir en medidas de seguridad, supervisar y optimizar costes, y mantenerse alertas cuando gestionan sus recursos en la nube. Además, las consideraciones legales y de cumplimiento deben constituir un elemento clave de cualquier estrategia para la nube, a fin de garantizar la protección de datos y el acatamiento de las regulaciones pertinentes.

Desafíos de la computación en la nube

Mientras la computación en la nube ofrece numerosas ventajas, también presenta desafíos a los que deben enfrentarse las organizaciones y los usuarios. Algunos de los desafíos principales de la computación en la nube incluyen:

 

Seguridad y privacidad:

  • Brechas de datos: vulnerabilidad ante las brechas de datos.
  • Privacidad de los datos: complejidad para lograr el cumplimiento de las leyes de protección de datos.
  • Pérdida de control: control reducido sobre la infraestructura de la nube de terceros.

 

Tiempo de inactividad y fiabilidad:

  • Interrupciones del servicio: tiempo de inactividad disruptivo del proveedor de nube.
  • Dependencia de proveedores: dependencia excesiva del tiempo de actividad de los proveedores.

 

Gestión de costes:

  • Costes impredecibles: escalación de gastos sin un control adecuado.
  • Costes ocultos: cargos adicionales por transferencias de datos y usos inesperados.

 

Transferencia de datos y costes de ancho de banda:

  • Tarifas de transferencia de datos: cargos por el movimiento de datos.
  • Limitaciones de ancho de banda: impacto en la velocidad de transferencia de datos.

 

Problemas legales y de cumplimiento:

  • Preocupaciones sobre jurisdicciones: complejidad a la hora de determinar la jurisdicción de los datos.
  • Ubicación de los datos: falta de alineación con los centros de datos del proveedor de nube.

 

Dependencia del proveedor:

  • Portabilidad de los datos: dificultades en la transición desde un proveedor.
  • Costes de conmutación: esfuerzo considerable en la migración.

 

Falta de control y personalización:

Restricciones del proveedor: restricciones de políticas que limitan la flexibilidad.

Problemas de rendimiento:

  • Latencia: preocupación por el tiempo que tardan los datos en desplazarse.
  • Recursos compartidos: impacto de la modalidad multiinquilino en el rendimiento.

 

Pérdida y recuperación de datos:

  • Eliminación de datos: pérdida de datos involuntaria sin copia de seguridad.
  • Personalización limitada: restricciones para personalizar la infraestructura. Tiempos de recuperación: falta de sintonía entre los tiempos y los objetivos de recuperación.

 

Competencia:

  • Falta de capacitación: dificultad para encontrar personal capacitado.

 

Cambios regulatorios:

  • Regulaciones cambiantes: adaptación a la constante evolución de los requisitos de cumplimiento.

 

Preocupaciones éticas:

  • Impacto medioambiental: preocupaciones en relación con la sostenibilidad por el consumo de energía del centro de datos.

 

Mitigación de los desafíos de la nube:

  • Planificación e inversión en seguridad cuidadosas.
  • Supervisión y optimización de costes.
  • Consideraciones legales y de cumplimiento.
  • Desarrollo de habilidades y adaptación al cambio.

Modelos de computación en la nube: IAAS, PAAS y SAAS

La computación en la nube se puede dividir en tres categorías como servicio. La opción más fundamental para las empresas es la infraestructura como servicio (IaaS). Con la infraestructura como servicio, los usuarios acceden a lo básico de la infraestructura como el espacio en servidor, almacenamiento de datos y conectividad de red, que pueden proporcionarse por medio de una API. Los administradores del sistema dentro de la empresa son responsables de gestionar las bases de datos de la empresa, las aplicaciones, las medidas de seguridad y otros factores, mientras que la computación en la nube gestiona los servidores, discos duros, conectividad de red y almacenamiento. Este modelo es lo que más asemeja a replicar la funcionalidad de un centro de datos tradicional en un entorno hospedado.

La plataforma como servicio (PaaS) ofrece un entorno de desarrollo completo, que elimina la necesidad de que los desarrolladores se ocupen directamente de la capa de infraestructura al implementar o actualizar aplicaciones. Además de los elementos de la infraestructura como servicio, la Plataforma como servicio incluye diversas herramientas y software que los desarrolladores necesitan para construir, probar y ejecutar sus aplicaciones. La Plataforma como servicio permite que los desarrolladores se centren en tareas creativas sin preocuparse de gestionar sistemas operativos, bases de datos, middleware y herramientas de desarrollo.

El software como servicio (SaaS) es la categoría que conoce probablemente la mayoría de los usuarios. Las aplicaciones SaaS están diseñadas directamente para usuarios finales, mientras que la infraestructura subyacente se queda en un segundo plano. Los usuarios en general acceden al servicio por medio de un navegador web o aplicación, y la facturación habitualmente se lleva a cabo por usuario o asiento. Las aplicaciones SaaS ofrecen una amplia gama de funcionalidades en la nube: desde aplicaciones empresariales, como programas de procesamiento de texto y hojas de cálculo, hasta gestión de relaciones con clientes (CRM) y gestión de recursos empresariales (ERM), pasando por conjuntos de edición de fotografías y plataformas de hospedaje de vídeos.

Opciones de implementación de la computación en la nube: pública, privada e híbrida

Los modelos de implementación de la nube se definen por el lugar donde está ubicada físicamente la infraestructura de la nube, y cómo se ponen los servicios de nube a disposición de los usuarios. Hay tres modelos de computación en la nube que son los más relevantes en el espacio empresarial, y cada uno aborda diferentes necesidades empresariales.

La nube pública es el modelo clásico, donde un proveedor de servicios de nube (CSP) tiene, mantiene y gestiona una infraestructura de la nube compartida. Los servicios se brindan por Internet abierta. Los proveedores de servicios en la nube más importantes con centros de datos que permiten escala masiva se llaman hiperescaladores; los ejemplos incluyen Amazon Web Services (AWS), Google Cloud Platform (GCP), y Microsoft Azure. Las principales ventajas de la nube pública son su escalabilidad bajo demanda y sus precios de pago por consumo. Los usos habituales para la computación en la nube pública incluyen archivos compartidos, servicio de correo electrónico y prueba y desarrollo de aplicación.

Una nube privada se ejecuta detrás de un firewall en la intranet de la empresa y se aloja en un centro de datos coubicado o local. En este modelo, una sola organización usa la infraestructura, y se puede configurar y gestionar según las necesidades específicas de esa empresa; los datos almacenados en una nube privada siguen totalmente bajo control de la empresa. Las nubes privadas en general se usan con aplicaciones seguras para tareas cruciales, ya que este modelo aborda mejor los problemas de privacidad y seguridad de muchas organizaciones.

La nube híbrida permite que las empresas utilicen soluciones de computación en la nube pública y privada, incluido el uso de múltiples proveedores de nube pública. Con la nube híbrida, las organizaciones pueden aprovechar las fortalezas de cada modelo de nube. También brinda flexibilidad y escalabilidad, protege operaciones y datos confidenciales y minimiza el uso de un solo CSP. Una ventaja significativa de los sistemas de nube híbrida es que no tienen un solo punto de error y constituyen una opción atractiva para las empresas que operan con cargas de trabajo altamente variables.

Tendencias e innovaciones futuras en la computación en la nube

A. Computación en el extremo e integración de la nube y el extremo:

  •  Computación en el extremo: reduce la latencia y permite aplicaciones en tiempo real (IoT, coches autónomos).
  •  Computación en la niebla: análisis y procesamiento local de los datos antes de transmitirlos a la nube.
  •  Extremo multinube: integración de los recursos de computación en el extremo con varios proveedores de nube para mejorar la flexibilidad y la redundancia.

 

B. Arquitecturas sin servidor y basadas en eventos:

  •  Tendencias sin servidor: la escalabilidad y la rentabilidad impulsan la adopción de arquitecturas sin servidor.
  •  Arquitecturas basadas en eventos: diseño de aplicaciones que responden a eventos y activadores para una mayor eficacia de los recursos.
  •  Ecosistema sin servidor: más servicios y tecnologías sin servidor.

C. AI y aprendizaje automático en los servicios de nube:

  • Inteligencia artificial como servicio (AIaaS): mayor disponibilidad de inteligencia artificial como servicio, que permite mejorar la accesibilidad de las funcionalidades del aprendizaje automático y la inteligencia artificial a más desarrolladores.
  • Automatización: mejoras de herramientas de AutoML para la construcción de modelos de aprendizaje automático.
  • Servicios de nube mejorados con inteligencia artificial: inteligencia artificial en la seguridad, la supervisión y los análisis de datos.

 

D. Computación cuántica y en la nube:

  • Servicios de nube cuántica: proveedores de nube para investigación y computación cuántica.
  • Cifrado cuántico seguro: creación de técnicas de cifrado resistentes a técnicas cuánticas para proteger los datos en un entorno poscuántico.
  • Nube híbrida cuántica y clásica: uso de arquitecturas de nube híbrida para combinar de forma efectiva computación cuántica y clásica para abordar problemas complejos.

Estos avances y tendencias producirán una computación en la nube más potente, eficiente y distribuida. Los proveedores de nube y las empresas deben conseguir adaptarse para utilizar estas tecnologías y mantenerse competitivos en un mercado en constante evolución.

Servicios de nube HPE GreenLake

Muchas empresas valoran la flexibilidad inherente y la facilidad de uso de la experiencia de computación en la nube. No obstante, el 70 % de las aplicaciones y datos empresariales siguen fuera de la nube pública.%20IDC%2C%20%C2%ABIDC%20Cloud%20Pulse%20Q119%2C%C2%BB%20junio%20de%202019.%20Incluye%20infraestructura%20local%20no%20nativa%20de%20la%20nube%2C%20nube%20privada%20local%2C%20nube%20privada%20hospedada. Temas tales como gravedad de datos, cumplimiento, dependencia de aplicaciones, rendimiento y seguridad requieren que algunas aplicaciones y datos sigan alojados en coubicaciones, centros de datos y, cada vez más, en el extremo. HPE GreenLake trae la experiencia en la nube a tus aplicaciones y datos donde sea que residan, y brinda visibilidad y control en todas las nubes, en un solo modelo operativo.

El portfolio de servicios de nube HPE GreenLake cuenta con bloques de creación modulares que permiten cargas de trabajo con una pila de infraestructura, software y servicios. Este hardware y software optimizados para cargas de trabajo y preconfigurados pueden entregarse en tan solo 14 días a tu Infraestructura del centro de procesamiento de datos. Las soluciones están disponibles para una variedad de cargas de trabajo, como por ejemplo:

  • Protección de datos
  • Big Data
  • Nube privada
  • Aprendizaje automático
  • Máquinas virtuales
  • Contenedores
  • Computación de alto rendimiento (HPC)
  • Infraestructura de escritorios virtuales (VDI)

Migrar a la nube híbrida (con su combinación de recursos de nube pública, extremo y local) es un proceso largo y complejo. Requiere que determines la combinación adecuada de opciones de destino para tus aplicaciones empresariales y te permite ejecutar un plan de migración a la nube híbrida. HPE Right Mix Advisor proporciona un análisis objetivo, basado en datos, que prepara tu empresa para una exitosa migración a la nube híbrida. El servicio aprovecha la experiencia y conocimientos de HPE obtenidos de muchos compromisos exitosos de migración de aplicaciones empresariales.

HPE también brinda servicios para gestionar tu entorno híbrido completo. Estos servicios te quitan la carga de la gestión, te dan la capacidad de acceder, consumir, supervisar y controlar todos tus servicios de nube locales y no locales, y la infraestructura desde una sola plataforma de cliente, sin importar el proveedor. Nuestros galardonados servicios de gestión utilizan un paquete avanzado de herramientas integradas, IP, procesos y mejores prácticas para gestionar y optimizar todo tu entorno híbrido, impulsar mayor obtención de beneficios y reducir costes y riesgo. %20%3Ca%20href%3D%22https%3A%2F%2Fwww.tsia.com%2Fblog%2Ftsia-star-award-winner-for-managed-services%22%20target%3D%22_blank%22%20data-analytics-region-id%3D%22footnote_tip%7Clink_click%22%3EHewlett%20Packard%20Enterprise%20gan%C3%B3%20el%20Premio%20STAR%202020%20a%20la%20innovaci%C3%B3n%20en%20adaptaci%C3%B3n%20estrat%C3%A9gica%20de%20servicios%20gestionados.%3C%2Fa%3E