Almacenamiento en la nube híbrida

¿Qué es el almacenamiento en la nube híbrida?

El almacenamiento en la nube híbrida combina recursos de almacenamiento en la nube pública y locales (centro de datos o coubicación) en el paisaje de datos de una empresa, utilizando tecnología que facilita la portabilidad de los datos. Se trata de una solución flexible que aúna las ventajas de ambos tipos de almacenamiento. Ayuda a las empresas a reaccionar ante los cambios en las demandas de datos para poder cumplir las regulaciones del sector y optimizar el uso de recursos, proporcionando flexibilidad, escalabilidad, seguridad de datos y rentabilidad.

Arquitectura de almacenamiento en la nube híbrida

El almacenamiento en la nube híbrida emplea recursos de almacenamiento en la nube pública y locales para proporcionar una solución de almacenamiento escalable y flexible. Una estrategia para la nube híbrida habilita a las organizaciones para aprovechar el almacenamiento en la nube pública y local con una migración fluida entre ambas, con el fin de lograr una agilidad y flexibilidad sin precedentes a través de los entornos.

  • El almacenamiento en la nube híbrida se compone de lo siguiente:
    1. Almacenamiento local: las ofertas de almacenamiento local más avanzadas proporcionan una experiencia de nube en lo que se refiere al aprovisionamiento de las cargas de trabajo y la facilidad de gestión. Las organizaciones utilizan el almacenamiento local para datos confidenciales o esenciales que necesitan alto rendimiento, baja latencia o cumplimiento regulatorio.
    2. Almacenamiento en la nube pública: los proveedores de servicios de nube, como AWS, Azure y GCP, ofrecen funcionalidades de almacenamiento en la nube pública. Las soluciones de almacenamiento en la nube pública son escalables y ofrecen un coste inicial reducido, habitualmente con precios de pago por consumo. Estas soluciones pueden funcionar adecuadamente para la copia de seguridad, el archivo, los entornos de prueba/desarrollo e iniciativas nuevas. La nube híbrida combina infraestructura local y servicios de nube pública. Las organizaciones operan el almacenamiento en la nube híbrida para mejorar la flexibilidad, el rendimiento y el coste, migrando sin esfuerzos los datos entre recursos locales y en la nube pública, en función de los cambios en las demandas de TI.

Tipos de almacenamiento en la nube híbrida

A través de la nube híbrida, los recursos de almacenamiento pueden aprovechar diversos tipos de datos de almacenamiento para apoyar distintos casos de uso:

  • Almacenamiento en bloque: ideal para aplicaciones que requieren alto rendimiento y baja latencia, como las bases de datos.
  • Almacenamiento de archivos: los sistemas de archivos compartidos, accesibles por SMB y NFS, resultan adecuados para programas como la colaboración en documentos y los sistemas de gestión de contenidos, que necesitan acceso a archivos compartidos.
  • Almacenamiento de objetos: una solución de almacenamiento altamente escalable y duradera, el almacenamiento de objetos guarda los datos como objetos con abundantes metadatos para datos desestructurados, copias de seguridad y archivos.

La gestión de datos en el almacenamiento en la nube híbrida

Una gestión de datos eficiente resulta esencial en los entornos de almacenamiento en la nube híbrida para mejorar el rendimiento, la rentabilidad y la accesibilidad de los datos. Los principales proveedores de almacenamiento de hoy en día ofrecen visibilidad y control a través de los entornos híbridos, con opciones para la replicación y copia de seguridad de datos, el archivo y la recuperación ante desastres.

Una gestión de datos eficaz en el almacenamiento en la nube híbrida conlleva optimizar el almacenamiento de datos mediante la organización en niveles, implementar políticas de archivo y retención de datos, garantizar la redundancia de datos mediante la replicación, y establecer estrategias de copia de seguridad y recuperación ante desastres fiables para proporcionar protección frente a la pérdida de datos y el tiempo de inactividad.

Mejores prácticas del almacenamiento en la nube híbrida

El almacenamiento en la nube híbrida requiere un diseño y una administración cuidadosos para maximizar el rendimiento, la disponibilidad de datos y la rentabilidad. Estas son las mejores prácticas para el almacenamiento en la nube híbrida:

  • Escalabilidad y planificación de la capacidad
    • Evalúa las necesidades actuales y futuras para planificar los requisitos y la expansión del almacenamiento que requerirá tu empresa. Ten en cuenta el volumen de datos, los patrones de acceso y el rendimiento.
    • Dimensiona correctamente el almacenamiento seleccionando las opciones que respondan a las necesidades de las cargas de trabajo. Evita aprovisionar en exceso o por defecto. Para ello, considera ofertas como servicio.
    • Aprovecha opciones de almacenamiento bajo demanda basadas en modelos de nube para escalar dinámicamente recursos a fin de responder a los picos de datos en la demanda de almacenamiento.

 

  • Copia de seguridad y recuperación ante desastres:
    • Define reglas de copia de seguridad explícitas que indiquen qué datos incluir en ella, con qué frecuencia y durante cuánto tiempo. Tu estrategia de copia de seguridad debe incluir opciones de almacenamiento en la nube pública y local para lograr la resiliencia de los datos.
    • Diseña un plan para la recuperación ante desastres. Prepárate para interrupciones del centro de datos, fallos de hardware y corrupción de datos con una estrategia de recuperación ante desastres completa. Utiliza estrategias de recuperación ante desastres de prueba y conmutación por error automática.
    • Cifra los datos en tránsito y en reposo a nivel local y en la nube. Mantén las claves de cifrado de forma segura para evitar filtraciones de datos.

 

  • Supervisión y optimización del rendimiento
    • Supervisión continua: aprovecha unos sistemas de supervisión de gran potencia para realizar el seguimiento del rendimiento y el estado de los recursos, tanto locales como almacenados en la nube, y gestiona de forma proactiva los problemas potenciales con notificaciones.
    • Ajuste del rendimiento: supervisa continuamente y mejora tu sistema de almacenamiento en la nube híbrida, por ejemplo, ajustando los niveles de almacenamiento, mejorando el transporte de datos y adaptando los patrones de acceso a los datos a la capacidad de almacenamiento.
    • Gestión de costes: el coste inicial de la nube pública suele ser reducido, pero puede aumentar vertiginosamente si no se supervisa con atención. Considera opciones de almacenamiento local como servicio para algunas de tus cargas de trabajo. 
    • Ubicación de cargas de trabajo: evalúa tu combinación de cargas de trabajo para saber cuáles resultan más adecuadas para recursos locales o de la nube pública. Considera la latencia, el cumplimiento, el coste y la residencia de los datos.
    • Herramientas nativas de la nube: utiliza las herramientas de gestión y supervisión nativas de la nube de tu proveedor de almacenamiento para evaluar el rendimiento de tus recursos de almacenamiento en la nube.

 

Las mejores prácticas relativas a la planificación de la capacidad, la copia de seguridad y la recuperación ante desastres, la supervisión, así como la optimización del rendimiento, ayudan a las empresas a gestionar infraestructuras de almacenamiento en la nube híbrida para ahorrar dinero y evitar interrupciones.

HPE lidera el ámbito de la innovación para el almacenamiento en la nube híbrida

Con la plataforma edge-to-cloud HPE GreenLake, HPE se ha colocado a la vanguardia de las innovaciones en el ámbito de la nube híbrida. Desde el almacenamiento de archivos y en bloque bajo demanda de nivel empresarial, hasta la copia de seguridad y recuperación, y la recuperación ante desastres basadas en SaaS, HPE GreenLake entrega el portfolio más completo del sector para almacenar, gestionar y proteger datos a través de la nube híbrida. Las soluciones HPE amplían la flexibilidad del cliente y simplifican la gestión de datos con una experiencia de nube intuitiva en cualquier lugar:

  • HPE GreenLake for Block Storage: simplifica la gestión de datos con la agilidad del autoservicio para todas tus aplicaciones, con almacenamiento en bloque empresarial basado en un portfolio ampliado de HPE Alletra.
  • HPE GreenLake for File Storage: acelera la modernización basada en datos potenciando las cargas de trabajo con uso intensivo de datos empleando almacenamiento de archivos con escalabilidad horizontal de nivel empresarial.
  • HPE Alletra Storage: ejecuta cualquier aplicación de forma fluida y sin renunciar a nada, del extremo a la nube, con una experiencia de nube intuitiva para cada carga de trabajo.
  • Nube privada HPE GreenLake Business Edition: crea una nube privada autogestionada, de autoservicio y bajo demanda allí donde sea necesario, con una interfaz unificada para simplificar la gestión de todo, desde las máquinas virtuales hasta la infraestructura.
  • HPE GreenLake for Backup and Recovery: cumple con facilidad cada acuerdo de nivel de servicio de copia de seguridad en toda la nube híbrida, con opciones de copia de seguridad, recuperación y protección frente a ransomware líderes del sector.
  • HPE GreenLake for Disaster Recovery: reduce el riesgo de la pérdida de datos con una recuperación ante desastres de autoservicio sencilla que se implementa en minutos y proporciona RPO y RTO líderes del sector. Piensa en ello como una recuperación ante desastres a tu alcance.

Tendencias actuales del almacenamiento

La gran mayoría de las empresas sigue adquiriendo tecnología tradicional con un desembolso de capital inicial, que convierte al comprador en el «dueño» del activo. De hecho, tan solo el 29 % utiliza un modelo híbrido para sus necesidades de almacenamiento. Esto se mantiene a pesar de la urgente necesidad de las empresas de mejorar su agilidad y obtener la capacidad de adaptarse con rapidez a los cambios en las condiciones de mercado, regulatorias y de los consumidores.

¿Por qué se resisten las organizaciones a la nube?

Algunas empresas se muestran reticentes al uso de la nube porque han realizado importantes inversiones en infraestructura local, albergan preocupaciones normativas o de cumplimiento sobre la seguridad en la nube o carecen de la experiencia interna para ejecutar aplicaciones en la nube. No obstante, las empresas pueden obtener la misma agilidad, escalabilidad e incluso la estructura de pago por consumo con las soluciones de nube híbrida, incluso cuando utilizan centros de datos locales como parte de su entorno.

Soluciones, productos o servicios relacionados de HPE

Seguridad en la nube híbrida

En los entornos híbridos, la TI de la empresa controla dónde residen los datos y qué políticas de seguridad regirán cada pool de datos. De este modo, la organización de TI obtiene lo mejor de la nube privada y pública: flexibilidad y control simultáneos.

No obstante, esa flexibilidad puede producir incoherencias de seguridad, porque en algunas arquitecturas de nube (como SaaS), puede resultar imposible duplicar perfectamente las políticas de seguridad. También requiere unas habilidades administrativas significativamente mayores para supervisar y actuar sobre las amenazas cuando residen recursos vulnerables en distintos entornos.

¿Qué tipos de almacenamiento en la nube híbrida existen?

Los usuarios pueden seleccionar entre algunas opciones de almacenamiento, que incluyen capacidades desestructuradas y estructuradas. La capacidad de almacenamiento desestructurada o «en bruto» se presenta en forma de almacenes de objetos, archivos y servicios de bloques.

Las funcionalidades de almacenamiento estructurado permiten al usuario trabajar con las interfaces de base de datos para un mayor control. Los proveedores pueden imponer a los usuarios que utilicen exclusivamente el lenguaje de consulta propietario o permitir lenguajes de consulta tradicionales, como SQL y NoSQL.

¿Cómo se utiliza el almacenamiento en la nube híbrida?

Las organizaciones utilizan el almacenamiento en la nube híbrida para habilitar la agilidad y escalabilidad, así como para modernizar interfaces, al tiempo que las mantienen parcialmente a nivel local. Los casos de uso más habituales incluyen los siguientes:

  • Continuidad del negocio y recuperación ante desastres: el almacenamiento en la nube híbrida se puede utilizar cuando las organizaciones desean mantener los datos centrales a nivel local, pero permitir también que el negocio siga operando durante una interrupción del sistema. Al replicar los datos en la nube, las empresas esencialmente conmutan las cargas de trabajo a la nube mientras reparan o recuperan sus sistemas de producción.
  • Lugares de trabajo remotos: durante el confinamiento, las organizaciones implementaron el almacenamiento en la nube híbrida para permitir el acceso remoto a datos, mientras se mantenía la productividad y eficacia de las cargas de trabajo.
  • Eficacia de sitios web: los almacenes de objetos pueden utilizarse en una configuración de nube híbrida para los datos principales a los que acceden los sitios web orientados al cliente directamente desde la nube. Esto ahorra en hardware de almacenamiento y mejora el rendimiento del sitio web.
  • Recuperación de datos más rápida: a menudo, los usuarios separan archivos de los datos de uso frecuente y colocan los datos latentes en la nube. Esto acelera los tiempos de recuperación para acceder a los datos principales.
  • Seguridad y cumplimiento regulatorio: a menudo, las organizaciones con problemas de cumplimiento regulatorio utilizan una nube privada para guardar datos confidenciales, al tiempo que utilizan hardware local o la nube pública para guardar máquinas virtuales y aplicaciones.
  • Análisis y aprendizaje automático: los proveedores de almacenamiento en la nube híbrida ofrecen análisis predictivos impulsados por la IA para acelerar la solución de problemas y habilitar el tiempo de actividad para las bases de datos empresariales.
  • Optimización de contenedores: al utilizar almacenamiento en la nube híbrida, las empresas pueden aprovechar mejor los contenedores que se emplean para trasladar datos de forma más sencilla.

Ventajas y desventajas del almacenamiento en la nube híbrida

Ventajas

  • Acelera los resultados de negocio: al utilizar el almacenamiento en la nube híbrida, los usuarios no tienen que esperar para requisar y obtener capacidad local adicional. Una vez los datos son replicados en la nube, las líneas de negocio y los desarrolladores pueden empezar a realizar consultas en cuestión de minutos.
  • Aumento de la visibilidad: la mayoría de proveedores ofrece una consola de gestión de datos central que permite a los usuarios ver el uso y el gasto, así como información detallada de las tendencias de capacidad.
  • Ahorro de costes: con el almacenamiento en la nube híbrida, los usuarios pueden pagar por lo que consumen, en lugar de realizar un desembolso de capital inicial para adquirir y aprovisionar infraestructura de almacenamiento local adicional. Esto facilita la claridad financiera, con pagos mensuales variables, basados en el uso real.
  • Escalar bajo demanda: con el almacenamiento en la nube híbrida, los usuarios pueden acceder a la capacidad adicional en minutos, en lugar de meses. Esto les permite limitar el riesgo de aprovisionar por exceso o por defecto.
  • Liberar recursos de TI: en un modelo de almacenamiento en la nube híbrida, el proveedor de servicios puede encargarse de gestionar las tareas rutinarias, lo que permite a la organización de TI centrarse en iniciativas empresariales estratégicas en su lugar.

Desventajas

  • Aumento de la complejidad: con dos o más ubicaciones de almacenamiento, deben gestionarse al menos dos conjuntos de infraestructura de TI, con software diseñado para gestionar las diversas ubicaciones.
  • Mayor latencia: con datos que se desplazan desde y hacia la nube, las velocidades de comunicación son más lentas que entre los componentes de la infraestructura de una misma ubicación.
  • Aumento de la gestión: el almacenamiento en la nube híbrida conlleva la necesidad de gestionar numerosos contratos de proveedores y herramientas de gestión del sistema.