Infraestructura nativa de la nube

Recomendado para ti
Infraestructura hiperconvergente para Dummies
Infraestructura hiperconvergente para Dummies
Una TI potente no tiene por qué ser complicada. Descubre cómo la hiperconvergencia combina toda tu infraestructura virtualizada y los servicios de datos en un único motor integrado.
Obtén la guía para principiantes sobre HCI

¿Qué es la infraestructura de datos nativa de la nube?

La infraestructura de datos nativa de la nube es un marco modernizado que aprovecha el poder de computación en la nube para almacenar, procesar y gestionar datos con eficacia. Se construye sobre la base de principios y tecnologías nativos de la nube, como la escalación automática, la computación sin servidores y la arquitectura de microservicios, para proporcionar escalabilidad, agilidad y resiliencia fluidas. Este diseño de infraestructura es capaz de gestionar los enormes y diversos conjuntos de datos de los entornos de nube, adaptándose dinámicamente a cargas de trabajo fluctuantes. Aprovecha servicios de nube y soluciones gestionadas para descargar la gestión de infraestructura y se centra en tareas esenciales relacionadas con los datos. Al adoptar la infraestructura de datos nativa de la nube, las organizaciones pueden desbloquear las ventajas de la computación en la nube y lograr mayor escalabilidad, eficacia de costes y capacidad de respuesta para sus operaciones de datos.

¿Cuáles son las ventajas de una infraestructura de datos nativa de la nube?

Una infraestructura de datos nativa de la nube ofrece numerosas ventajas y engloba características clave que la convierten en ventajosa para las organizaciones:

  • Escalabilidad: una de las ventajas más importantes es la capacidad de gestionar cargas de trabajo de datos en crecimiento sin esfuerzo. Permite añadir o retirar recursos según sean necesarios, lo que garantiza que la infraestructura pueda admitir volúmenes de datos en expansión.
  • Elasticidad: una infraestructura de datos nativa de la nube puede ajustar dinámicamente sus recursos sobre la base de la demanda, de modo que optimice la utilización de recursos y la rentabilidad. Permite a las organizaciones escalar verticalmente o reducir recursos, en función de las necesidades, para adaptarse de este modo a las cargas de trabajo fluctuantes y evitar gastos innecesarios.
  • Resiliencia: esta infraestructura se ha diseñado con mecanismos integrados de tolerancia a fallos y redundancia, que garantizan una alta disponibilidad y minimizan tanto las disrupciones como la pérdida de datos. Distribuir datos a través de varias zonas o regiones de disponibilidad mejora la resiliencia ante fallos inherentes a los entornos de nube.
  • Agilidad: la infraestructura permite un aprovisionamiento rápido de recursos y la implementación de aplicaciones, gracias a las tecnologías nativas de la nube como la contenedorización y la organización. Esta agilidad facilita un tiempo de comercialización menor para nuevos proyectos relacionados con los datos. Asimismo, permite experimentar e innovar con rapidez.
  • Arquitectura de microservicios: el uso de componentes modulares e independientes, conocidos como microservicios, mejora la escalabilidad y la flexibilidad. Cada microservicio se centra en una función de procesamiento de datos específica, que permite el desarrollo, la implementación y la escalabilidad independiente de los componentes individuales.
  • DevOps y automatización: la infraestructura de datos nativa de la nube promueve las prácticas de DevOps y la automatización, que optimizan los procesos de implementación, despliegue y gestión. Ello mejora la eficacia, reduce el esfuerzo manual e incrementa la fiabilidad gracias a la integración continua y la implementación, así como la supervisión y las alertas automatizadas.
  • Servicios de nube y soluciones gestionadas: aprovechar los servicios del proveedor de nube permite simplificar la gestión de infraestructura. Las organizaciones pueden emplear los servicios para el almacenamiento, procesamiento, análisis y supervisión de los datos. De este modo, eliminan la carga de gestionar la infraestructura y pueden centrarse en tareas esenciales relacionadas con los datos.

Estas ventajas empoderan a las organizaciones para gestionar de forma eficiente los datos, optimizar costes, acelerar el desarrollo, garantizar la fiabilidad y aprovechar el potencial completo de la computación en la nube en sus operaciones de datos.

 

¿Qué son las adopciones de infraestructura nativa de la nube?

La adopción de la infraestructura nativa de la nube se refiere a la transición de la infraestructura y las aplicaciones de una organización hacia la arquitectura nativa de la nube y el aprovechamiento efectivo de tecnologías y principios de la nube. Conlleva el rediseño de aplicaciones y componentes de la infraestructura para poder utilizar plenamente las funcionalidades de la computación en la nube.

La adopción de la infraestructura nativa de la nube suele incluir los siguientes pasos:

  • Evaluación y planificación: evaluar la infraestructura existente y crear un plan de migración.
  • Remodelación o rediseño de aplicaciones: desglosar las aplicaciones en microservicios y adoptar la contenedorización.
  • Aprovisionamiento de infraestructura: configurar los recursos de nube utilizando herramientas de infraestructura como código.
  • Organización de contenedores: implementar Kubernetes o plataformas similares para gestionar los contenedores.
  • Integración continua e implementación continua (CI/CD): automatizar los pipelines de entrega de aplicaciones.
  • Supervisión y capacidad de observación: implementar herramientas de supervisión y registro para obtener información sobre el rendimiento.
  • Cultura y prácticas de DevOps: apoyar la colaboración, automatización y mejora continua.

Al seguir estos pasos, las organizaciones pueden hacer la transición a una infraestructura nativa de la nube y cosechar los frutos de la escalabilidad, la agilidad y la optimización de costes.

 

¿Cuáles son los desafíos de una infraestructura nativa de la nube?

Aunque la infraestructura nativa de la nube ofrece numerosas ventajas, existen también varios desafíos a los que se pueden enfrentar las organizaciones durante su adopción e implementación. Algunos de estos desafíos incluyen los siguientes:

  • Complejidad: abordar las complejidades de varias tecnologías y marcos.
  • Habilidades y capacitación: adquirir o desarrollar las habilidades necesarias en la organización.
  • Compatibilidad de las aplicaciones: garantizar la compatibilidad y rediseñar aplicaciones existentes.
  • Seguridad y cumplimiento: abordar las preocupaciones de seguridad y cumplimiento en el entorno nativo de la nube.
  • Gestión de costes: gestionar y optimizar de forma eficaz los costes en la infraestructura nativa de la nube.
  • Cambio cultural: dirigir el cambio cultural necesario para adoptar las prácticas y colaboración de DevOps.
  • Dependencia del proveedor: no vincularse en exceso a determinados proveedores de nube para evitar una potencial dependencia del proveedor.

Deben abordarse estos desafíos para asegurar una adopción adecuada de la infraestructura nativa de la nube.

HPE y la infraestructura de datos nativa de la nube

HPE se centra en habilitar a las organizaciones para convertir sus datos en información, proporcionando soluciones de almacenamiento de datos escalables y eficaces, y ofreciendo opciones de infraestructura de TI flexible mediante un modelo basado en el consumo. A continuación encontrarás sus productos y soluciones:

HPE Alletra Storage: HPE Alletra es una plataforma de almacenamiento diseñada para proporcionar alto rendimiento y escalabilidad para cargas de trabajo basadas en datos modernas. Ofrece reducción de datos, cifrado e información impulsada por la IA para optimizar la eficacia del almacenamiento y mejorar la protección de datos.

HPE GreenLake: HPE GreenLake es un servicio de infraestructura de TI basado en el consumo que permite a las organizaciones aprovechar la flexibilidad y escalabilidad de nube, al tiempo que mantienen el control sobre sus datos. Proporciona un modelo de pago por consumo para infraestructuras locales que incluye recursos de almacenamiento, computación y conectividad de red.

Almacenamiento de datos HPE: HPE ofrece una serie de soluciones de almacenamiento de datos, que incluyen cabinas all-flash, cabinas de almacenamiento híbrido y almacenamiento definido por software. Estas soluciones proporcionan funcionalidades de almacenamiento de alto rendimiento fiables para diversas cargas de trabajo. Asimismo, ayudan a las organizaciones a gestionar y proteger sus datos de forma efectiva.

Nativo de la nube: HPE proporciona soluciones y servicios nativos de la nube para ayudar a las organizaciones a adoptar y optimizar arquitecturas nativas de la nube. Se centra en diseñar y ejecutar aplicaciones que aprovechan completamente las capacidades de los entornos de nube, centrándose en la escalabilidad, la resiliencia y la agilidad.

Infraestructura de datos: HPE ofrece soluciones de infraestructura de datos para facilitar un almacenamiento, procesamiento y gestión de datos eficaz. Simultáneamente, resalta la importancia de la infraestructura de datos para apoyar las iniciativas de transformación digital.

Infraestructura de la nube: HPE proporciona soluciones de infraestructura de la nube para apoyar el desarrollo y gestión de entornos de nube construyendo la base para la entrega de servicios de nube, que incluyen computación, almacenamiento, conectividad de red y virtualización. Todo ello permite a las organizaciones aprovechar las ventajas de la nube.