Fabric Watch es un servicio de supervisión del estado del sistema que supervisa de manera proactiva el estado de los conmutadores y la estructura, así como de la configuración del rendimiento. Fabric Watch permite que cada conmutador supervise posibles fallos en SAN y alerte de forma automática a los administradores de redes sobre cualquier problema antes de que se conviertan en un fallo. Fabric Watch rastrea un agran variedad de elementos, eventos y contadores de la estructura SAN. Supervisar eventos, puertos, SFP y parámetros del entorno de toda la estructura permite detectar y aislar anticipadamente fallos, así como realizar mediciones del rendimiento. Entre las ventajas destaca una elevada disponibilidad de notificaciones proactivas, información detallada que puede emplearse para realizar análisis de las causas y reducir los tiempos empleados en la solución de problemas.

Características

Controlable-Configurable:

permite que el administrador personalice el conmutador con los requisitos específicos del entorno de su empresa

Controlable-Rendimiento óptimo:

permite tubos de 8 Gb con ISL Trunking. La potencial congestión de red queda mitigada gracias al ancho de banda adicional

Controlable-Adaptable:

Con acceso API por medio de capacidades de encriptación PERL, el administrador puede simplemente automarizar las tareas de administración únicas de cada entorno

Resistencia-Estado SAN proactivo:

Las características de Fabric Watch y Supervisión avanzada del rendimiento proporcionan la capacidad de supervisar, diagnosticar y alertar al administrador sobre puntos clave del entorno y el rendimiento. La alerta avanzada de problemas potenciales es crítica para maximiar el tiempo de funcionamiento en entornos de misiones críticas.

Continuidad en los negocios extensible:

Las soluciones de extensión de SAN, como Extended Fabrics, ofrecen conectividad de coubicación de centros de datos. El cliente ahora tiene la flexibilidad para elegir FC nativo (hasta 100 km) o los mejores productos de su clase para DWDM, FC sobre IP y FC sobre SONET.

Protección de la inversión extensible:

Compatible con base instalada de más de 200.000 conmutadores (>2,5 millones de puertos) SAN líderes del mercado que actualmente ejecutan entornos de almacenamiento de misión crítica.