Internet de las cosas (IoT)

¿Qué es el Internet de las cosas (IoT)?

Internet de las cosas (IoT) es una red creciente de «cosas» inteligentes que no son dispositivos de computación tradicionales que recopilan y envían datos o reciben instrucciones por Internet.

Brinda acceso a los datos

Para empresas, IoT brinda acceso a una serie de datos recopilados de procesos empresariales, entornos de fabricación, desarrollo de productos, cadenas de suministro y más. El análisis de estos datos puede develar oportunidades significativas de aumentar la productividad, mejorar la seguridad, permitir el mantenimiento predictivo y optimizar operaciones.

Soluciones, productos o servicios relacionados de HPE

Datos analógicos a digitales

Kevin Ashton usó por primera vez el término «Internet de las cosas» en 1999, cuando trabajaba en la optimización de la cadena de suministro para Procter & Gamble. Imaginó un sistema de sensores para captar información física y poder transformarla en datos digitales. Hoy en día, hay casi 14 000 millones de dispositivos conectados al IoT en todo el mundo y se prevé que esa cifra supere los 30 000 millones en 2025.

Tecnologías clave para Internet de las cosas

Para que un dispositivo sea parte del IoT, se necesitan algunos componentes críticos.

Los sensores son el modo en que el dispositivo IoT recopila información sobre el entorno físico; son como una versión digital del sentido de la vista, audición y tacto del ser humano. Existen muchos tipos diferentes de sensores, y los sensores que se usan en un dispositivo varían según lo que haga el dispositivo. Por ejemplo, tu termostato inteligente indudablemente necesita un sensor de temperatura pero probablemente no un acelerómetro.

Los microcontroladores proporcionan el poder de procesamiento, la memoria y la conectividad a Internet para el dispositivo. Si los sensores son los ojos y oídos digitales del dispositivo, el microcontrolador es el cerebro. Aunque los microcontroladores tienen limitado poder de procesamiento, como la CPU y la memoria están integrados en un solo chip, su bajo coste, mínimos requisitos de energía y sencillez relativa los hacen ideales para usar en muchos dispositivos IoT.

La conectividad de red se necesita para mover datos desde y hacia el dispositivo. Hay varias opciones diferentes disponibles, incluidos Wi-Fi, WAN, LAN, celular, Bluetooth, NFC, y muchos otros. La elección de la tecnología de conectividad dependerá no solo del tipo de dispositivo, sino también del entorno en el que se usa. Por ejemplo, si bien las redes celulares blancas pueden tener limitado alcance en algunas plantas por su arquitectura y materiales de construcción, para dispositivos en vehículos autónomos será necesario contar con conectividad de red 5G de próxima generación.

Casos de uso de IoT

IoT impulsa el avance en muchos mercados diferentes, desde hogares inteligentes y ciudades inteligentes hasta fabricación, telemedicina e incluso la agricultura de precisión. Aunque todavía se desconoce todo el potencial del IoT aún, ya tiene una serie de aplicaciones prácticas en el mundo real.

Transporte y logística: con el fin de ayudar a supervisar la calidad del producto, los dispositivos IoT se usarán con contenedores de envío para el seguimiento y recopilación de datos como la ubicación, la apertura del contenedor, la temperatura o la vibración. Los sistemas de seguimiento de vehículos, con su capacidad de supervisar el tiempo de inactividad, el tiempo de tránsito y los estilos de conducción, pueden ayudar en la gestión de flotas, al hacer que las rutas de envío sean más eficientes y al mejorar la seguridad del conductor. Y los datos de tráfico en tiempo real de los sensores en las rutas pueden ayudar a los conductores a llegar a destino de manera más rápida y eficiente.

Vehículos autónomos: aunque no tenemos aún automóviles de conducción totalmente automática, los fabricantes agregan cámaras, radar, LIDAR y otros sensores incorporados en sus vehículos. Hoy en día, estos dispositivos se usan para recopilar información sobre el equipo dentro del vehículo y también el entorno a su alrededor, para mejorar la seguridad, como la asistencia de frenos y soporte de dirección. En el futuro, estos sensores se conectarán a una red que permitirá a los vehículos comunicarse entre sí y también con la infraestructura alrededor, lo que permitirá tener vehículos totalmente automatizados.

Red inteligente: IoT permite reemplazar los sistemas de red eléctrica desactualizados por una red inteligente, que puede aprovechar mejor las fuentes de energía distribuida y brindar mejor control de las utilidades y a los consumidores. Los sensores y medidores inteligentes en electrodomésticos para el hogar dan a los consumidores información detallada sobre su consumo de energía y la capacidad de ajustar el consumo de energía en consecuencia. Para las utilidades, la tecnología IoT les permite usar datos en tiempo real para detectar interrupciones del suministro, responder a cambios en las cargas, y ajustar la distribución eléctrica para mayor eficiencia.

Atención médica: las tecnologías utilizables del IoT como relojes inteligentes, rastreadores de entrenamiento y biosensores dan a los consumidores fácil acceso a muchos datos relacionados con la salud, de un vistazo. Los dispositivos más fiables como plumas de insulina inteligentes, monitores cardíacos insertables, inhaladores conectados y monitores de glucosa llegan más lejos y ayudan a los pacientes a supervisar afecciones crónicas y acceder a la ayuda si la necesitan. La telesalud y medicina virtual hacen posible, así, brindar atención ambulatoria y a largo plazo de forma remota.

IoT industrial y la Industria 4.0

Muchas industrias diferentes han adoptado IoT para mejorar sus operaciones. Los avances en la automatización, la capacidad de agregar sensores nuevos y económicos a equipos de producción existentes, y la convergencia de tecnología operativa (OT) con la empresarial (TI) significan que muchos fabricantes buscan oportunidades de digitalizar cada vez más sus operaciones. Este imperativo llevó a la transición hacia la Industria 4.0, que integra el mundo físico y el mundo digital para transformar el proceso de fabricación, mejorar las operaciones empresariales e impulsar el incremento de los ingresos.

La Industria 4.0 no sería posible sin el IoT industrial (IIoT). La IIoT hace posible que los fabricantes mejoren la seguridad, optimicen los programas de mantenimiento, mejoren la eficiencia operativa, permitan a los operadores ser más efectivos, y reduzcan el tiempo de inactividad imprevisto.

La supervisión de condiciones remota de activos de campo permite a los técnicos planificar mejor sus días y reducir el tiempo dedicado a viajar de un sitio a otro. En planta, los sensores pueden ayudar a evaluar la calidad de bienes fabricados y del proceso de producción en sí, lo que hace que la calidad del producto final sea más consistente y muestre oportunidades adicionales para mejorar la calidad. Los sensores en maquinaria móvil o giratoria pueden recopilar datos críticos sobre el estado de los activos, y estos datos pueden usarse para implementar programas de mantenimiento predictivo, lo que reduce el tiempo de inactividad del equipo y mejora los cronogramas de mantenimiento.

Conéctate al IoT con HPE

IoT ofrece nuevas oportunidades de obtener conocimientos gracias a la gente, lugares y activos conectados. Para aprovechar al máximo estas oportunidades en la economía digital actual, necesitas un enfoque holístico a la conectividad de red, computación, gestión de datos y seguridad. Obtén visibilidad e información en tu ecosistema de IoT con el soporte de HPE.

Los expertos de HPE Pointnext Services pueden ayudarte a integrar soluciones IoT y crear un marco para acelerar la implementación de soluciones IoT futuras y funcionalidades avanzadas de inteligencia empresarial.

Comprende mejor el estado y el rendimiento de tu equipo en tiempo real y mejora la toma de decisiones de mantenimiento de activos con las soluciones HPE Fast Start Condition Monitoring (FSCM). Al unir las tecnologías de HPE, partners de confianza y servicios superiores, permitimos que tomes decisiones más inteligentes basadas en los equipos, adaptadas a tus necesidades, tu sistema y tu entorno.

Para algunas empresas, su adopción de las aplicaciones de IoT dejó atrás las mejores prácticas de cumplimiento y seguridad cruciales. La plataforma definida por software que ofrece Aruba es abierta, nativa de la nube, y creada para brindar funciones de seguridad avanzadas de inteligencia artificial (AI) y aprendizaje automático (ML) para brindar un control y conocimiento centralizados e ininterrumpidos de todos los dispositivos conectados a red.

Los sistemas HPE Edgeline integran las principales tecnologías de control y adquisición de datos de TO basadas en estándares abiertos directamente en el sistema de TI de la empresa responsable de la ejecución de los análisis. Esta convergencia de las capacidades de TO y TI en un solo sistema HPE Edgeline reduce significativamente la latencia entre la adquisición de datos, su análisis y la actuación sobre ellos, a la vez que ahorra espacio, peso y energía (SWaP).