¿Busca una solución de software fiable que incorpore seguridad empresarial para gestionar sus crecientes instalaciones de clústeres y satisfacer las necesidades de un número cada vez mayor de usuarios? El gestor de rendimiento de clúster de HPE ofrece una solución de gestión de sistema totalmente integrada para clústeres informáticos de alto rendimiento (HPC) de Linux® con una escalabilidad vertical de hasta 100 000 nodos. El software permite una configuración rápida desde el hardware, supervisión y gestión integral del hardware, gestión de imágenes, actualizaciones de software y gestión energética. El gestor de rendimiento de clúster de HPE reduce el tiempo y los recursos utilizados en la administración de los sistemas HPC, al reducir los costes totales de propiedad, incrementar la productividad y proporcionar un mejor retorno de las inversiones en hardware.

Novedades

  • Compatibilidad con sistemas HPC de HPE: servidores HPE Apollo, HPE SGI 8600, HPE ProLiant DL y HPE Moonshot.

Características

Suministro rápido del clúster y mantenimiento de la producción

El gestor de rendimiento de clúster de HPE puede suministrar un sistema operativo Linux en un clúster con miles de nodos desde el hardware: generalmente, en una hora.

Los componentes de hardware en el clúster, incluso aquellos que se añaden posteriormente, se detectan y configuran de forma automática sin necesidad de apagar el sistema.1

Las funcionalidades para administradores del sistema y usuarios finales se mantienen por separado. Además, la información de configuración del sistema autenticada se almacena en un repositorio central. Estos son solo algunos ejemplos de las funciones de software que reducen la exposición de su sistema HPC a las brechas de seguridad.

Gestión y supervisión integral del sistema

El gestor de rendimiento de clúster de HPE recopila la métrica del hardware del sistema, del entorno, del rendimiento y de las fuentes de energía, y permite a los administradores visualizar dichos datos en una interfaz gráfica de usuario (GUI), en un navegador web o en una interfaz de línea de comandos (CLI).

Los administradores de sistemas pueden transmitir los comandos de gestión a cualquier conjunto de nodos seleccionado (suministro, reinicio, cierre, desconexión, etc.) desde la consola de gestión o vía CLI.

Las alertas del sistema derivadas de la supervisión continua del sistema aparecen en la consola de gestión y se envían por correo electrónico al administrador del sistema. Las alertas incluyen reacciones, lo que permite a los usuarios añadir respuestas automatizadas a eventos importantes.

Para mantener la consistencia de las configuraciones, los usuarios pueden ejecutar un comando a través de cualquier conjunto de nodos seleccionado y ver de forma inmediata diferencias o inconsistencias.

Entre los protocolos de gestión fuera de banda admitidos, se incluyen Redfish, IPMI y SNMP, lo que permite la integración con otras herramientas de hardware y software.

Las actualizaciones de software se adaptan a una amplia gama de requisitos

El gestor de rendimiento de clúster de HPE no requiere que se reinicie el sistema después del suministro. El suministro no se ve interrumpido por cortes en la comunicación de la red y admite reintentos automáticos sin necesidad de la intervención del administrador del sistema.

El gestor de rendimiento de clúster de HPE proporciona flexibilidad al permitir que los usuarios instalen distintas versiones de los sistemas operativos Linux en todo el clúster o en los nodos seleccionados según demanda para una gran variedad de cargas de trabajo distintas.

La gestión integral de imágenes permite a los usuarios crear y mantener un repositorio de imágenes de software para establecer, cambiar o restaurar con facilidad los entornos de software según sea necesario. El control de las versiones permite que los cambios se realicen o deshagan según sea necesario, mientras se realiza un seguimiento de los cambios.

Reduzca los costes operativos con una gestión energética avanzada

El gestor de rendimiento de clúster de HPE ofrece herramientas para una predicción y medición precisas del consumo energético con el fin de brindar una mejor planificación de la capacidad.

Los administradores del sistema pueden establecer límites sobre el consumo energético máximo con el fin de evitar que los sistemas se sobrecalienten o excedan los límites de consumo, u otros motivos como: cargas de trabajo, caídas de tensión planificadas en determinadas horas del día, etc. Además, también pueden establecer límites energéticos temporales para los fallos de ventilación en salas.

Las herramientas del programador de cargas de trabajo pueden utilizar la API de recursos energéticos para ofrecer una gestión y contabilidad de recursos energéticos en función del trabajo o del usuario.

La topología detallada y la función de activación/desactivación con reconocimiento de protocolos permiten un inicio controlado del sistema, así como el aislamiento de incidentes ocasionados por un fallo y una recuperación más rápida del sistema.

  • 1.
    Disponible para sistemas HPE SGI 8600.
  • Linux es la marca comercial registrada de Linus Torvalds en Estados Unidos y en otros países. El resto de marcas comerciales de terceros pertenecen a sus respectivos propietarios.