Unidades de estado sólido de servidores

¿Necesita acelerar el rendimiento de las aplicaciones de uso intensivo de datos? Las unidades de estado sólido (SSD) del servidor de lectura intensiva (RI) HPE ofrecen alto rendimiento y resistencia para aplicaciones que requieren un alto rendimiento IOPS de lectura aleatoria. Las SSD HPE (RI) están respaldadas por más de 3,35 millones de horas de pruebas y certificaciones1, lo que garantiza unidades fiables y de alto rendimiento. Las SSD HPE Value SAS ofrecen un aumento significativo del rendimiento frente a las SSD SATA con aproximadamente el doble de operaciones de E/S por segundo (IOPS), lo que le permite mejorar las cargas de trabajo de bases de datos transaccionales con SSD Value SAS asequibles. El firmware con firma digital HPE evita el acceso no autorizado a los datos al proporcionar la seguridad de que el firmware de la unidad procede de una fuente de confianza. Los iconos del HPE Smart Carrier eliminan las conjeturas sobre el estado de una unidad y el botón “do not remove” (no extraer) evita la pérdida de datos por errores humanos. También puede supervisar la vida útil de su SSD con HPE SmartSSD Wear Gauge, que le permite determinar si alguna unidad está en riesgo de producir errores.

Novedades

  • HPE 960 GB, 1,92 TB, 3,84 TB, 7,68 TB NVMe x4 lanes, lectura intensiva, SFF (2,5 pulg.), SCN, 3 años de garantía, SSD de firmware firmados digitalmente

Características

Alto rendimiento, fiabilidad excepcional y eficiencia para obtener resultados de negocio más rápidamente.

Las unidades de estado sólido HPE son ideales para el análisis de Big Data, computación en la nube, archivado activo, aplicaciones de bases de datos y almacenamiento de datos.

Consiga un IOP más alto para mejorar el rendimiento de su centro de datos.

Mantiene la precisión de los datos con una detección completa de errores en la ruta de los datos.

Elige entre un amplio portfolio de soluciones mejoradas en una gran variedad de capacidades.

SATA de 12 Gb/s, SATA de 6 Gb/s, NVMe, M.2 y kits de activación M.2.

Las unidades de estado sólido HPE Value SAS ofrecen el doble de IOPS que las unidades de estado sólido SATA, lo que mejora, de forma significativa, el rendimiento de la carga de trabajo

Las unidades de estado sólido (SSD) HPE Value SAS admiten 12 Gbs, frente a los 6 Gb de los SSD SATA.

Optimizadas para cargas de trabajo de aplicaciones empresariales, las unidades de estado sólido HPE Value SAS permiten realizar un mayor trabajo con menos servidores, ya que mejoran y consolidan cargas de trabajo transaccionales de la base de datos.

Las unidades de estado sólido HPE Value SAS le permiten reducir los costes operativos de almacenamiento, mantenimiento y energía de los servidores, así como el espacio de su centro de datos.

Disponibles en una amplia variedad de capacidades de almacenamiento, las SSD HPE Value SAS son perfectas para admitir aplicaciones de lectura intensiva y uso mixto.

Los SSD de múltiples proveedores de HPE ofrecen ciclos de vida ampliados de los SKU y disponibilidad inmediata en los SSD SATA

HPE ha mejorado su amplia cartera de productos SSD y ha incorporado una oferta de SSD multiproveedor con ciclos de vida de SKU más prolongados, disponibilidad inmediata y SSD SATA con precios preferentes.

La oferta de los SKU de los SSD HPE de múltiples proveedores garantiza que cualquier SSD SATA seleccionado ofrecerá como mínimo el rendimiento publicado, o superior.

  • 1.
    Pruebas realizadas en un laboratorio interno de HPE. La cantidad de pruebas de 3,35 millones de horas deriva de una combinación de los planes de prueba de certificación de las unidades, en concreto la responsabilidad del proveedor con respecto a las especificaciones de HDDQ, la responsabilidad de HPE con respecto a las especificaciones de HDDQ, las especificaciones de la prueba de demostración de fiabilidad (RDT), las especificaciones de la prueba de integración CSI y los requisitos de la prueba piloto. La prueba se llevó a cabo en mayo de 2017.
  • Microsoft es una marca comercial o una marca comercial registrada de Microsoft Corporation en EE. UU. y en otros países. Todas las marcas comerciales de terceros son propiedad de sus respectivos titulares.