El conmutador HPE Altoline de la serie 9960 es un conmutador principal de centro de datos desagregado, de redes abiertas y basado en chasis que admite el sistema operativo de red (NOS) Cumulus para centros de datos que necesitan agregación de alta densidad del núcleo/spine de 100 GbE. Diseñado para formar un eje de red de centro de datos, reduce el coste del equipamiento y el consumo energético al tiempo que simplifica el cableado. Esta solución ofrece un conmutador central de centros de datos basado en chasis que admite el NOS Cumulos con un rendimiento de 100 GbE y proporciona un chasis Ethernet modular 10 RU con 256 puertos QSFP28 de 100 GbE. Incluye ocho tarjetas de línea con 32 x 100 Gb, cada una de ellas con sus propios controles, datos y planos de gestión. Al proporcionar una base modular para que los clientes construyan redes leaf/spine, hace que la arquitectura sea excepcionalmente escalable y eficiente. El conmutador HPE Altoline de la serie 9960 ayuda a su organización a escalar de forma dinámica los recursos basados en la nube al incrementar la potencia, la flexibilidad, la eficiencia y la escalabilidad del centro de datos de la organización.

Novedades

  • Rentable infraestructura de hardware de conmutador para estructuras de centros de datos.
  • Alta densidad de puertos de 100 GbE y baja latencia para aplicaciones exigentes.
  • Cargador de arranque del entorno de instalación de redes abiertas (ONIE) para la elección del SO de red y una instalación sencilla
  • VXLAN para tener soluciones eficientes de superposición de virtualización de redes.
  • Características de alta disponibilidad requeridas para operar centros de datos, que incluyen fuentes de alimentación CA redundantes e intercambiables en caliente, múltiples zonas de ventilación con ventiladores redundantes y firmware de gestión del chasis.

Características

Conmutación principal de centros de datos de alto rendimiento

El conmutador HPE Altoline de la serie 9960 ha sido diseñado para formar el eje del centro de datos de la red, al reducir los costes del equipamiento y de consumo energético, así como al simplificar el cableado.

Ofrece un chasis basado en un conmutador principal de centros de datos que admite el sistema operativo de red (NOS) Cumulus con un rendimiento de 100 GbE.

Proporciona un chasis modular Ethernet 10 RU con 256 puertos de 100 GbE QSFP28. Incluye ocho (8) tarjetas de línea con 32 x 100 GbE, cada una de ellas con sus propios controles, datos y planos de gestión.

Posee detección de reenvío bidireccional para acelerar la convergencia del protocolo de pasarela de frontera (BGP).

Características de alta disponibilidad requeridas para operar centros de datos, que incluyen fuentes de alimentación de CA redundantes e intercambiables en caliente, múltiples zonas de ventilación con ventiladores redundantes y firmware de gestión del chasis.

Redes abiertas y desagregadas para mayor flexibilidad

El conmutador HPE Altoline de la serie 9960 es una solución desagregada de redes abiertas que ofrece a los clientes la posibilidad de optar por plataformas de hardware y sistemas operativos de red (NOS).

Compatible con el entorno de instalación de redes abiertas (ONIE) para hardware de conmutadores de red. ONIE permite un ecosistema de hardware de conmutador de red donde los usuarios finales pueden elegir instalar diferentes sistemas operativos de red.

Proporciona una estructura interna íntegra Clos sin bloqueos con hardware y software desagregado y un gestor de chasis centralizado.

Conectividad de red abierta a escala

El conmutador HPE Altoline de la serie 9960 admite un escalamiento masivo de más de 256 bastidores de servidor con hasta 6 núcleos de chasis para implementaciones muy grandes.

La plataforma modular abierta satisface los requisitos de alto rendimiento y de alta capacidad de red de 100 GbE de los centros de datos en la nube.

Simplifica la estructura de la red del centro de datos

El conmutador HPE Altoline de la serie 9960 simplifica la estructura de red Ethernet al agregar dos capas de módulos/columnas en un chasis en lugar de crearlos con conmutadores de formato fijo diferenciados.

Proporciona latencia predecible para el tráfico de aplicaciones, computación y almacenamiento.

Simplifica el cableado, reduce el coste del equipamiento y de consumo energético