RGPD

¿Qué es el RGPD?

El Reglamento General de Protección de Datos o RGPD es un reglamento de privacidad integral aprobado por la Unión Europea (UE) en 2016 que entró en vigor el 25 de mayo de 2018. Este sustituye a la Directiva de protección de datos de 1995 y pretende estandarizar las reglas de protección de datos entre los estados miembro de la UE.

El RGPD ratifica el derecho de las personas a gestionar sus datos personales e impone unos requisitos adicionales a las empresas que recopilan, usan y almacenan dichos datos. Independientemente de la ubicación de la organización, el RGPD se aplica a todas las entidades que procesan datos personales de ciudadanos de la UE. Su misión es salvaguardar las libertades y los derechos básicos de las personas, incluido su derecho a la privacidad y la seguridad de su información personal.

De acuerdo con el RGPD, las empresas y organizaciones deben cumplir unas rigurosas pautas de recopilación, almacenamiento, procesamiento y protección de los datos personales. El reglamento permite a los usuarios tener un mayor control sobre su información personal, incluido el poder de revisar, corregir y eliminar dichos detalles. Además, exige que las empresas obtengan el consentimiento expreso de las personas antes de procesar sus datos personales y que les notifiquen en caso de una violación de datos.

¿A quién se aplica el RGPD?

El RGPD se aplica a todas las empresas que recopilan o procesan datos personales de ciudadanos de la UE, independientemente de su ubicación. Esto implica que las organizaciones que operan fuera de la UE también están sujetas al RGPD si manejan datos pertenecientes a ciudadanos de la UE. El RGPD impone varias obligaciones a las empresas que manejan datos personales, como la necesidad de obtener el consentimiento expreso de las personas antes de recopilar y procesar sus datos, o la responsabilidad de informarles en caso de una violación de datos.

El reglamento especifica el modo en que las empresas y organizaciones deben adquirir, almacenar, manejar y proteger los datos personales. Esto proporciona a las personas más control sobre sus datos personales, incluido el poder acceder a ellos, corregirlos y eliminarlos. Su misión es preservar los derechos y libertades básicos de las personas, como su derecho a la privacidad y a la protección de sus datos personales.

Los principios básicos del RGDP incluyen los siguientes:

  • Las personas deben dar su consentimiento explícito e informado antes de que las organizaciones puedan recopilar, manejar o almacenar sus datos personales.
  • En aras de la transparencia, las empresas deben proporcionar información clara y sencilla sobre cómo utilizan los datos personales.
  • Las personas tienen derecho a solicitar acceso a sus datos personales y a obtener una copia de ellos.
  • Las personas tienen derecho a que se borren o se destruyan sus datos personales bajo condiciones específicas.
  • Las empresas están obligadas a informar a las autoridades competentes de cualquier violación de datos que pueda afectar a los derechos y libertades de las personas.

Las empresas deben tomar medidas para mantener el cumplimiento normativo, como realizar evaluaciones frecuentes sobre el impacto en la protección de datos, instalar medidas de seguridad adecuadas y designar un responsable de la protección de datos. El incumplimiento del RGPD puede conducir a grandes sanciones, como multas equivalentes a hasta el 4 % de las ventas totales o a 20 millones de euros, lo que sea mayor.

HPE y el RGPD

Con la introducción del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en 2018, la protección de datos y el cumplimiento se han vuelto más críticos que nunca. A medida que las organizaciones recopilan, almacenan y procesan grandes cantidades de datos, deben asegurarse de que sus medidas de protección de datos cumplan con los requisitos del RGPD. Afortunadamente, HPE ofrece una gama de soluciones capaz de ayudar a las empresas a cumplir con los requisitos del RGPD.

HPE GreenLake for Managed IT Compliance es una solución que puede ayudar a las organizaciones a identificar y poner remedio a las brechas de seguridad. Proporciona supervisión del cumplimiento y reparación proactiva, entregadas como un servicio gestionado. Con esta solución, las organizaciones podrán estar seguras de que sus aplicaciones y datos están bien protegidos contra posibles infracciones de seguridad, además de que cumplen con los requisitos del RGPD.

Otra solución de HPE es HPE GreenLake for Backup and Recovery, que puede ayudar a la empresas a proteger sus datos y a cumplir con los requisitos de disponibilidad y recuperación de datos del RGPD. Este servicio de copia de seguridad y recuperación basado en la nube proporciona funciones de copia de seguridad y recuperación para aplicaciones, bases de datos y sistemas de archivos. Además, también permite a las organizaciones definir políticas de copia de seguridad y períodos de retención, garantizando que cumplen los requisitos del RGPD para la retención de datos.

HPE GreenLake for Disaster Recovery es otra solución capaz de ayudar a las organizaciones a cumplir los requisitos del RGPD. Esta solución de recuperación ante desastres como servicio (DRaaS) basada en la nube permite a las empresas proteger datos y aplicaciones vitales en caso de desastre o interrupción. Con HPE GreenLake for Disaster Recovery, los clientes pueden desarrollar y gestionar sus propios planes de recuperación ante desastres eligiendo el objetivo de punto de recuperación (RPO) y el objetivo de tiempo de recuperación (RTO) que mejor se adapte a sus necesidades. HPE proporciona la infraestructura, el software y los servicios necesarios para ejecutar la solución de recuperación ante desastres, mientras que los clientes solo tienen que pagar por los recursos que utilicen, lo que la convierte en una solución de recuperación ante desastres rentable, escalable y adaptable.